EN BICI, PATINES O ANDANDO POR LA VÍA VERDE DEL TAMEGA.NORTE DE PORTUGAL.















Una vía verde en España es una ruta instalada en un canal ferroviario desmantelado. Una vía verde en Portugal es un carril preferente para socios en una autopista de peaje. Obviamente el título del artículo puede ser confuso para un portugués y claro para un español. En Portugal a estos recorridos los llaman Ecopistas o Ciclovías, lo que parece mucho más explicativo.

Antiguamente existía en Portugal una línea de vía métrica que unía Livraçao con Arco de Baulhe a través de Amarante y Celorico de Basto. Tras el progresivo desmantelamiento que sucedió al abandono de la ruta, el tercer milenio ha recuperado el patrimonio de esta infraestructura para usos lúdicos. Actualmente la ruta tiene casi 50 km de longitud, lo que la convierte en un interesante desafío si pretendemos completar la ida y la vuelta en el día. 

Aunque casi toda la ruta es apta para bicicletas de carretera, existe un tramo cerca de Amarante en el cual es imprescindible el uso de bicicletas de montaña, ya que el piso es provisionalmente de tierra batida.

Felizmente existe un importante eje central en el recorrido, concretamente en Celorico de Basto, a 17 km del extremo norte de la ruta y a 22 del extremo sur. Hay instalaciones adecuadas en lo que otrora fue estación ferroviaria de la villa y es un punto de partida muy conveniente para partir la ruta en dos. Desde Celorico hacia Arco de Baulhe tenemos una subida leve pero constante, sin desnivel muy pronunciado pero tampoco despreciable, lo que convierte el regreso en una experiencia de descenso cómodo. Habremos hecho 34 km en total, lo que resulta asequible para casi todo el mundo. Si nos quedan fuerzas, podemos iniciar el descenso en dirección Amarante, pudiendo retornar cuando calculemos que convenga.

El acceso más conveniente lo tenemos a partir de la autopista A7, que es la que une Guimaraes con la zona de Tras-os-Montes. Desde Chaves se toma la A-24 para enlazar con la A-7 y se llega en una hora. Incluso desde Oporto el acceso es cómodo. 

También podemos alojarnos en Celorico de Basto y dedicar un par de día sin prisa a la ruta. Imprescindible echar una ojeada a este mapa detallado de la ruta.