CELORICO PALACE. HOTEL SPA EN EL PARAÍSO DE LAS CAMELIAS

Justo a medio camino entre Oporto y Chaves se encuentra Celorico de Basto, la capital portuguesa de las camelias. Allí nos encontramos con un hotel flamante y recién estrenado, el Celorico Palace Hotel&Spa.

En un entorno rural se ha construído un hotel moderno y de estilo contemporáneo con una delicada pureza de líneas en el diseño y la decoración. Se trata de un hotel de tamaño pequeño y con instalaciones a la última, incluyendo un spa gratuíto para los huéspedes y que dispone de piscina, saunas húmeda y seca, además de un gimnasio con equipamiento de altura. Para complementar la oferta, el hotel ofrece su propio restaurante (Varanda das Camelias) a precios populares y con carta de vinos muy atractiva; por menos de 50 euros la pareja ya te pegas un buen homenaje gastronómico. Por cierto que el desayuno está incluido sistemáticamente en los precios de la estancia y el aparcamiento no tiene coste, con lo que siempre estacionas gratis. En el Spa también tienen una amplia y variada carta de masajes con tarifas apetecibles.

Casi se me olvida mencionar que el hotel también presume de piscina exterior, abierta en temporada de baños. Volviendo al tema de las habitaciones, la más pequeña tiene 20 metros cuadrados, lo que ya es generosidad. El hotel lleva abierto desde el verano de 2016 y todavía huele a nuevo. Y lo bueno es que los precios andan atractivos y una estancia vale mucho más de lo que cuesta. Se obtiene una alta calidad por muy poco dinero. Ahora mismo el hotel arrasa en Booking y en Tripadvisor.

Aunque en esta foto no se note, el spa también tiene vistas al exterior. Ojo porque el hotel es tan nuevo que todavía no sale en Google Maps.

Este hotel está especialmente indicado para viajeros que quieran conocer el norte de Portugal desde un enclave privilegiado por su tranquilidad y seguridad. Es zona rural, sí, pero con servicios. El hotel tiene recepción abierta 24 horas y si necesitas una farmacia o un supermercado, los hay muy cerca. Es decir, turismo rural pero sin pasarse. Además, si te gusta andar en bicicleta, desde el centro del pueblo arranca una vía exclusiva para ciclistas y peatones de 50 km de longitud, la ecopista del Támega. En el mismo hotel te prestan la bicicleta y todo.

Desde el Celorico Palace se llega en media hora a la hermosa ciudad de Amarante y si quieres movimiento urbano, a Oporto se tarda una hora. Guimaraes y Braga también son fácilmente accesibles en el día y sin pagar los elevados precios de los alojamientos en esas ciudades.

Para los amantes del enoturismo, la Quinta de Santa Cristina se encuentra muy cerca del hotel y ofrece un interesante programa de experiéncias vinícolas a precios tirados. Se trata de una de las mejores visitas de viñas y bodegas de todo el país.


Finalmente y como detalle interesante, el Celorico Palace es de esos hoteles que te ponen albornoz y zapatillas en la habitación, lo que es toda una gozada que luego se echa de menos en otros sitios con más pretensiones.

De momento el hotel no tiene reservas online desde su propia web, pero podemos acceder a todos los detalles mediante este enlace de Booking.com

El parque urbano de Freixieiro se halla justo al lado del hotel y es de los más bonitos de la península. Puede verse en el video de abajo.