VINHA D'ALHOS Y ALHO FRANCÊS NO SON VIÑA DE AJOS Y AJO FRANCÉS.


El español que visita Portugal no suele encontrar cartas traducidas a su lengua, de modo que es conveniente aclarar algunos nombres típicos que no se pueden traducir por lógica y que constituyen falsos amigos de la lengua.

El llamado "alho francés" no es más que el ajo puerro, de modo que por ahí no tenemos más equivocación posible.

Ahora bien, la denominada "vinha d'alhos" es un compuesto que se utiliza para marinar carnes y también se puede utilizar directamente sobre ellas en el momento de la cocción, la cual en Portugal es preferentemente a la brasa (grelha). Hay que tener en cuenta que en Portugal los puntos de cocción son muy altos, de modo que es normal que se sirvan las carnes muy churruscadas, al contrario de lo que ocurre en Francia, donde prefieren el punto sangrante.

La vinha d'alhos no tiene mucho misterio y también la podemos comprar en conserva. Lleva pimientos, ajos, vino, pimentón y laurel. Insisto en que su labor para marinar no es necesaria que se prolongue en el tiempo durante horas, sino que se puede elaborar un poco antes de preparar las carnes, aunque el marinado durante la noche anterior aporta mucho sabor posterior.

Lo curioso del asunto es que este tipo de marinado se exportó hace siglos hacia la India y se volvió a exportar desde allí a todo el mundo como "vindaloo", incorporando ingredientes extra que lo hacen más picante.



Aquí arriba vemos un costillar adobado con la vinha d'alhos. (Pronúnciese "viña dallos". No hace falta añadir sal porque ya va incluída. Hay que recordar siempre que las "costelinhas" son costillas y las "costeletas" son chuletas. Se pronuncian de modo muy parecido pero no son lo mismo, obviamente.