HAMBURGUERÍA DO BAIRRO. NUEVO FAST FOOD A LA PORTUGUESA.


Comer una buena hamburguesa puede ser toda una grata experiencia de sabor y calidad en un entorno agradable. Eso es lo que ha conseguido la cadena de comida rápida "Hamburguería do bairro" con su pequeña red de establecimientos ubicados en Lisboa y con sucursal en la capital de Madeira. Curiosamente no han empezado situando sus restaurantes en centros comerciales sino en puntos clave de las calles más frecuentadas, con el ánimo de convertirse en locales de referencia para la población residente. Efectivamente, lo están consiguiendo. Los restaurantes tienen una muy cuidada decoración y resultan acogedores. La carta está muy clara y las hamburguesas se sirven en plato con cubiertos. Obviamente la calidad del producto está  por encima de la media. Hay una carta que incluye hamburguesas de 160 gramos y también alguna de 200 gramos. Se pueden comer con el famoso pan madeirense llamado "bolo do caco" y como único defecto se podría criticar que el queso que las acompaña no es especialmente abundante. No obstante, se puede comer a cualquier hora con una garantía de sabor refinado, mucho más allá de lo que ofrecen las cadenas norteamericanas instaladas en Portugal. También disponen de varios postres muy aceptables y las bebidas tienen precios populares. Se trata de una interesante opción para comida carnívora sin las largas esperas a las que nos tienen acostumbrados en los restaurantes de Portugal. Por cierto que hay una hamburguesa de pollo muy destacable e incluso una opción vegetariana.

No conozco los locales de Lisboa pero sí el de Funchal y he de destacar que el personal brilla por su simpatía y amabilidad, siempre sonriente y dispuesto a todo. Con bebida y postre sales por unos 10 euros y quedas listo enseguida, con la sensación de haber pagado el precio justo por un producto muy satisfactorio.