CENTRO DE LA CIENCIA DEL CAFÉ, EN PORTUGAL PERO AL LADO DE BADAJOZ.


A menos de media hora de la capital pacense y en pleno Alentejo se encuentra un centro de interpretación de lo más original. Se trata del centro de la ciencia del café, construido por la prestigiosa marca de cafés Delta. Para los aficionados al consumo de café de calidad se trata de una visita imperativa que exige un mínimo desvío en la ruta Madrid-Lisboa, antes de la casi obligatoria parada en Elvas. 

El centro cierra los lunes y festivos, abriendo solo por la mañana los domingos. El resto de la semana abre a las 10 y cierra a las cinco en temporada invernal o a las seis en época de días más largos. Hay que pagar 6 euros por adulto y 4 euros por menor de 18 años o jubilado.

Hay que dejar claro que el café en Portugal forma parte de la cultura popular y su consumo se encuentra tan arraigado que la media llega fácilmente a los cinco cafés por adulto y día. Obviamente eso no pasa en todos los sitios y solo los italianos llegan a ese refinamiento en Europa. Muchos españoles manifiestan que no les gusta el café y luego cambian de opinión después de viajar a Portugal. Para los que somos fans de la cafetera Delta Q, es una visita de lo más prometedor.

Dejo el video informativo para que el lector se anime a visitar el centro, solo o en compañía de otros. Ojo porque el grupo empresarial Nabeiro también tiene una espectacular bodega en la misma población, Campo Maior.

Lo mejor de la visita es la degustación de cafés en distintas texturas que se ofrece al final del recorrido expositivo. Las chicas que te atienden te sorprenden con combinaciones soberbias y una gran simpatía. Además se puede comprar café a granel a precios de amigo y hay unas cápsulas especiales para la Delta Q con una mezcla elaborada expresamente para su venta en el museo.