TRES MUSEOS GRATIS EN LISBOA. QUE APROVECHE.

El edificio que se ve en la foto se parece a la famosa central eléctrica de Battersea en Londres y que popularizó la portada de un disco de los Pink Floyd. Algo tiene en común porque en su día también fue una planta productora de electricidad. Ahora es un museo temático propiedad de EDP, la empresa portuguesa de energía que además también nos suministra a los asturianos. Pues bien, tiene varios recorridos temáticos orientados y puedes hacer la visita por el morro, o sea, gratis total. No tienes más que acercarte a Belem en tren, tranvía, autobús o andando y adentrarte en la exposición, ideal para niños y no menos para apasionados de la tecnología. Ojo porque cierra los lunes. Da para un par de horas tranquilamente y cuando acabes puedes cambiar totalmente de temática solo caminando hacia el Centro Cultural de Belem, para entrar en el Museo de la colección Berardo, especializada en arte del siglo XX, con todos los movimientos artísticos más innovadores representados, incluyendo obras de Picasso y Dalí, además de otros monstruos menos conocidos por el vulgo. Abren todos los días. Son 250 obras que podrían estar en colecciones privadas y aquí el estado permite que las disfrute o critique todo el mundo. Ya han pasado otras dos horas y a lo mejor pensábamos que en Belem solo se podía visitar el Monasterio de los Jerónimos.

Volvemos a Lisboa y allí nos encontraremos con el MUDE, es decir, el museo del Diseño y la Moda. La exposición fija no aporta gran cosa pero las temporales pueden ser entretenidas. Tampoco puedes exigir demasiado porque no has pagado nada y además el museo está en la rúa Augusta, en el cogollo de la Baixa Pombalina, con lo que si no te motiva, te das una vuelta por el centro, donde encontrarás muchos más españoles que en la Puerta del Sol o en Las Ramblas. Abren a diario.