RINCONES MÁGICOS DEL NORTE DE PORTUGAL. CAPELA DO SENHOR DA PEDRA.


A media hora de Oporto tenemos una visita muy especial para amantes de los lugares únicos cargados de leyenda y misterio. La capilla del Señor de la Piedra se encuentra en Miramar y por lo visto ya fue lugar de culto antes del cristianismo. Lleva ahí desde el siglo XVII y no se recomienda ir de noche porque siempre se ha considerado como un lugar encantado donde se aparecen los espíritus. 

Estamos en la costa al sur de Oporto y llegar hasta la Capela resulta muy sencillo tanto en tren como en coche. Si vamos en tren, basta coger billete para Miramar y dar un corto paseo. Miramar se halla en la línea que lleva a Espinho y Aveiro. Con el coche hay que ir por la A-29. Curiosamente se puede llegar andando hasta la desembocadura del Duero caminando y en unas dos horas, recorrido ideal para los amantes del senderismo; se puede hacer por la arena o por el paseo marítimo. También es posible llegar a Espinho andando en algo más de hora y media, lo que constituye una ruta preciosa, entretenida y saludable. Por supuesto que siempre hay dónde parar a tomar algo, que para eso estamos en Portugal.