PONTE DE LIMA, ESENCIA DE LA ARQUITECTURA PORTUGUESA.


Ponte de Lima es probablemente una de las villas más hermosas de Portugal. Ya aviso de mano de que es una población pequeña y con encanto digna de figurar entre los lugares de Europa en los que la Arquitectura es todo un despliegue de monadas. Si dispones de coche para recorrer el norte de Portugal, es parada obligada sí o sí. Hay restaurantes, cafeterías y deliciosos paseos al lado del río Lima. Se trata de una visita de medio día o bien una pernocta en ruta. Los hoteles son buenos y asequibles.

Como de costumbre, también pienso en aquellos que están alojados en Oporto, han llegado en avión o en tren y no quieren o no pueden alquilar un coche.

Curiosamente, a pesar de que la autopista A3 pasa por Ponte de Lima, la accesibilidad en transporte público desde Oporto es bastante limitada. Todo está pensado para que los habitantes del norte vayan a Oporto por la mañana y regresen por la tarde, pero no para turistas que salgan de Oporto por la mañana. No obstante, aquí presento varias posibilidades de rutas con transporte público.

La primera posibilidad de ir a Ponte de Lima desde Oporto la tenemos a las 10.50 de la mañana, sin madrugar, llegando a mediodía a destino. Curiosamente la salida del autobús se efectúa desde el aeropuerto. El precio es de 9 euros y la empresa que lleva el servicio se llama Barquense. Este horario no sirve para el fin de semana. Ojo porque tenemos que llegar al aeropuerto en metro, por ejemplo. Lo curioso es que ya no hay servicio de vuelta a una hora razonable, pero tranquilos, que tengo soluciones para todo. Hay tiempo para pasear tranquilamente, comer agusto, tomar algo en una terraza y después hay varias opciones:

1. Tomar el autobús en dirección a Viana do Castelo. Hay bastantes servicios rápidos entre las 4 y las 6 de la tarde. Una vez en Viana tenemos tiempo para pasear por la ciudad y regresar a Oporto en los trenes de las 18.40, 20.16 o 20.24. Esos trenes llegan a Oporto a las 20.10, 21.18 y 21.55, respectivamente, arribando a la estación de largo recorrido de Porto Campanha.

2. Regresar hacia Braga en autobús. Una vez en Braga hay trenes de vuelta a todas las horas y media y un último tren cerca de la medianoche. Para este trayecto deberemos confirmar claramente los horarios de vuelta entre Ponte de Lima y Braga. En Braga hay que cruzar el centro histórico para encontrar la estación de trenes. Esto nos permite visitar Braga en un horario con pocos turistas.

Los más madrugadores pueden efectuar esta excursión a Ponte de Lima de otro modo. Ojo que compensa de largo. Hay que salir de Oporto a las 8.15 de la mañana desde la estación Campanha, que no es la que está en el centro histórico y a la que se puede acceder en metro. Tenemos que coger el tren Celta con destino Vigo y bajarnos en Viana do Castelo. En una hora llegaremos a esa preciosa pequeña ciudad costera. Podemos pasear y visitar el monte de Santa Luzia cogiendo el funicular que hay detrás del centro comercial de la estación de tren, donde también se encuentra la de autobuses. A partir de Viana tenemos abundantes y frecuentes autobuses a Ponte de Lima con idas y vueltas contínuas. De regreso a Viana hay trenes de vuelta a Oporto hasta las 20.24 pero recomiendo el de las 20.16.

Vemos claramente que no nos ponen las cosas muy fáciles pero todo se consigue con un poco de interés.