OPORTO CON NIÑOS. EL ZOO DE MAIA Y EL ACUARIO DE SEALIFE.


Sí, ya sé que no hace falta ser niño para que te gusten los acuarios y los zoológicos, pero para las familias se trata de visitas con las que amenizar la tarde a los más pequeños, que se aburren enseguida con otras actividades.

El Zoo de Maia no tiene nada que ver en cuanto a dimensiones con los de Madrid o Barcelona. Más bien hay que ir pensando en un zoo pequeño y más bien familiar al estilo del de Santillana del Mar, por ejemplo. Si ya conoces el de Lisboa, te resultará menos atractivo. No obstante, los precios son más o menos populares. Los adultos pagan 7.50 euros y los niños 5. No te vas a arruinar y además encontrarás un tigre blanco que no tenemos en España. Hay 300 especies de animales y seguro que no te aburres.

El acceso al zoo de Maia resulta relativamente sencillo desde el centro de Oporto. Basta tomar el metro en dirección Ismai para bajarse en la estación Forum Maia, donde por cierto nos encontraremos una plaza diseñada por el prestigioso arquitecto Souto Moura. Las indicaciones peatonales desde la estación hasta el zoo las tienes en este enlace. En coche desde Oporto se llega rápidamente pero hay que contar con mucho tráfico.

En cuanto al acuario, se trata del Sea Life y está ubicado junto al Castelo do Queijo, es decir, el castillo del queso, llamado así por su forma y no por otra cosa. Antiguamente se llegaba hasta allí en tranvía. Lo tenemos más cerca de Matosinhos que de Oporto.  La avenida de Boavista nos lleva directamente hasta él y si vamos por la orilla del Duero hasta su desembocadura, sucede lo mismo. Si vas en coche hay parking justo debajo. Hay buses como el 202 o el 203 que nos dejan al lado. Aquí ya se paga un poco más, pero hay descuentos si compras la entrada online. Normalmente los adultos pagan 13 euros y los niños 9. Por supuesto que si ya has visitado el Oceanario de Lisboa o bien los acuarios de Barcelona y Valencia, no puedes esperar un gran espectáculo pero sí unas horas de diversión.