LA MEJOR MANERA DE CRUZAR EL DUERO EN BARCO.

Vamos con una novedad muy apetecible y fuera de los circuitos turísticos habituales. Los que llevamos yendo a Oporto desde hace treinta años no nos conformamos con cualquier cosa y esto pertenece a lo que los ingleses llaman "off the beaten path", es decir, fuera de los itinerarios marcados, puro delicatessen viajero para los amantes del Portugal cotidiano.

Resulta que el barco Flor do Gas es un servicio de transporte de titularidad privada que funciona mucho mejor que otros públicos. La cosa consiste en cruzar el Duero como nadie lo hace, uniendo el Cais (muelle) do Ouro con la localidad de Afurada, al sur, al lado de Vila Nova de Gaia. Afurada es el típico pueblo de pescadores donde no recalan visitantes extranjeros ni por casualidad y donde tenemos a disposición unos preciosos paseos exclusivos sin hordas de turistas.

La ubicación exacta del muelle para coger el barco desde Oporto la tienes en este enlace. Si estás en la Baixa lo suyo es ir en tranvía y avisar de que te bajas en la parada "Gas". Tampoco está de más ir andando, que el recorrido no deja indiferente a nadie y es por donde pasea la gente de Oporto. Desde muchos puntos de la ciudad se llega a pie sin problemas.

El barco funciona desde muy temprano hasta muy tarde, con horarios pendulares de lanzadera, cada quince minutos y por menos de dos euros cada viaje, acompañado de lugareños que hacen su vida normal mientras el tráfico de la autopista pasa por el puente de Arrábida muchos metros por encima.

Cuando vuelvas de Afurada, no regreses al centro de Porto, sigue caminando hacia la Foz y desde allí hasta Matosinhos, donde podrás cenar muy buen pescado. Vuelve al hotel en taxi, que son cuatro perras y habrás vivido un viaje de los que se recuerdan.