JARDÍN BOTÁNICO TROPICAL DE BELEM. JUNTO AL MONASTERIO DELOS JERÓNIMOS.

En Belem se celebró en su momento la Exposición Universal del Mundo Portugués y hay tantas cosas que ver que probablemente la gran masa de turistas pase de largo ante una de las visitas más hermosas de la zona. Solo dos euros nos separan de una experiencia muy interesante en la que podremos disfrutar de un jardín comenzado a principios del siglo XX y en el cual se exhiben quinientas especies de otras latitudes donde otrora Portugal mandaba. Tenemos ficus, ginkgo biloba, araucarias y también laurisilva, todas ellas muy difíciles de contemplar fuera de sus lugares de origen. Aquí abren todos los días del año y resulta una visita imprescindible incluso si ya hemos visitado el Jardín Botánico de Ajuda. Los que ya conozcan el Botánico de Tenerife sabrán apreciar especialmente el paseo y es una manera de escapar del follón de multitudes que recorren Belem durante las mañanas. Podemos ir en tren o tranvía e incluso en autobús. No es solo para expertos en el tema y los niños descubren un mundo diferente al que conocen. Curiosamente la mayor parte de visitas es de público extranjero y la local queda muy limitada a los grupos escolares. Recomiendo encarecidamente reservar una hora o dos para disfrutar de este Jardín Botánico tropical.