EN PORTUGAL SOLO SE PUEDE ESTACIONAR EN EL SENTIDO DE LA MARCHA.

En Portugal puede que no se respeten algunas normas, pero hay una que sí se contempla siempre y es que nadie estaciona en sentido contrario al de la marcha. Es lo más correcto y lo mejor para todos, sobre todo porque no interfieres en la trayectoria de otros vehículos ni provocas atascos y además no tienes problemas para retormar la marcha. Ojo porque no hace falta policía municipal para que se cumpla la regla y son los propios vecinos o el resto de los conductores quienes te recriminan la maniobra. El vehículo del gráfico ha tenido que pasar una doble raya continua y ha infringido las leyes de tráfico. En Asturias no se solía hacer, pero empezaron a hacerlo los turistas y como no pasaba nada, ahora son los locales los que lo hacen. Obviamente si la calle tiene un único sentido, puedes estacionar a ambos lados sin problemas, pero nadie se espera que un coche aparque en sentido contrario a la marcha. Normalmente suelen ser españoles los que lo hacen y eso no nos proporciona muy buena fama.