EL RENACIMIENTO DEL JARDÍN BOTÁNICO DE OPORTO.

Me encantan los jardines botánicos y si encima son gratis, pues mejor. Tuve la suerte de estudiar en un Instituto que contaba con uno propio y me encanta el tema de los vegetales y su conexión con la tierra que nos da la vida. Los hay por ahí maravillos pero algunos muy caros. En Oporto basta con acercarse a este jardín por la larguísima calle del Campo Alegre. El jardín pertenece a la Universidad de Oporto y se halla muy cerca del puente de Arrábida, casi al lado. Hace pocos años que está abierto al público y desde sus inicios a mediados del siglo XIX ha sufrido traslados y degradaciones hasta llegar a la situación actual de renacimiento. Ojo porque no nos encontramos ante una visita prioritaria y se recomienda más bien para aficionados al tema. Hay que tener en cuenta que no hay dónde sentarse ni servicios higiénicos, con lo que los servicios al público están limitados.

Desde el centro de la ciudad se llega con los buses 200 y 207.  Las plantas exóticas se dan bien en esta zona de la península y disfrutaremos de visita guiada gratuita a las 11 y a las 15.