EN LISBOA TE OFRECEN DROGA DESCARADAMENTE A PLENA LUZ DEL DÍA.

Pues sí. No es que te hayan visto la cara de consumidor habitual de marihuana; es que en Lisboa te ofrecen droga con toda naturalidad e impunidad en los sitios más frecuentados. A los camellos no les pasa absolutamente nada porque lo que tienen consigo y te ofrecen no es realmente el producto prometido sino una falsificación muy bien conseguida, de modo que no están en posesión de substancias ilegales.  El que puede meter la pata es el extranjero que compra y que luego se encuentra con que no ha conseguido lo que quería, con el gracioso añadido de que no va a poder denunciar al proveedor por motivos muy obvios. No puedes ir a la policía argumentando que querías comprar droga y te vendieron laurel... El negocio es toda una estafa muy limpia y la policía no puede hacer nada al respecto. Por lo tanto la recomendación es decir que no, incluso en el caso de que se quiera comprar el producto.

Obviamente hay muchas webs por ahí cuyos contenidos van patrocinados por asociaciones turísticas de Portugal y empresas hoteleras que no te van a contar nada malo del país. Aquí estamos para contar lo mejor y también lo peor. Por lo tanto, mucho cuidadín.