MUSEO DEL AUTOMÓVIL DE CARAMULO. MUY CERCA DE VISEU.

La sierra de Caramulo está muy cerca de la costa y podemos llegar desde Aveiro o Viseu en un corto y ameno paseo por carreteras panorámicas. Ahí se encuentra el Museu de Caramulo, privado y con colecciones de arte y juguetes, pero lo que destaca por encima de todo es una impresionante colección de coches clásicos con mucha historia, tal es el caso del coche de la foto, el Pegaso Z102, de fabricación española y todo un mito, que fue regalado en su momento por Franco a un político del gobierno de Salazar.

Obviamente ahí no se queda la cosa y encontraremos todo tipo de coches de fábula, incluyendo un Lamborghini Miura y un Rolls Royce Silver Ghost, entre otras delicias. El catálogo completo lo podemos ver en este enlace. Hay modelos desde finales del siglo XIX y la visita resulta toda una gozada para los aficionados al tema. Hay que pagar siete euros por la entrada, lo que no es nada barato y los lunes cierran, excepto agosto. Suelen realizar exposiciones temporales y en septiembre hay todo un festival del motor con competiciones.

En resumidas cuentas, visita imprescindible para los viajeros que sientan pasión por los coches que han hecho historia.