SI USAS LA CAFETERA DOLCE GUSTO, PORTUGAL TIENE CÁPSULAS EXCLUSIVAS Y DIFERENTES.

Somos muchos los que disfrutamos de la cafetera Dolce Gusto y curiosamente en Portugal se venden algunas cápsulas diferentes a las que podemos encontrar en el mercado español. Portugal es muy exigente para el café, al igual que ocurre con Italia. Por eso se comercializan ciertas variedades adaptadas al gusto local, concentrando mucho sabor en poca cantidad de café y también permitiendo tamaños mayores sin perder intensidad. Basta con entrar en un supermercado portugués para hallar Sical, Buondi o Ristretto Ardenza. Los precios son similares a los de España y siempre podemos llevarnos unas cápsulas diferentes como recuerdo, para regalar o regalarnos si somos unos viciosos del café.