TURISMO RURAL DE LUJO. SOLAR DOS PONCES DE CARVALHO. NELAS.

Supongo que a cualquiera le apetecería pernoctar en un sitio con una fachada así. Lo bueno es que el interior mejora el exterior y el servicio lo optimiza.

A este lugar hay que ir sí o sí al menos una vez en la vida para conocer y experimentar la vida palaciega a precios impensablemente asequibles. El Solar dos Ponces de Carvalho es un alojamiento rural de primera línea y que podría pasar perfectamente por Pousada o Relais&Chateaux. Se encuentra al lado de Nelas, ciudad de muy cómodo acceso si entramos a Portugal por la frontera salmantina de Fuentes de Oñoro; la distancia a Viseu es de un cuarto de hora. En este caso tanta gente no puede estar equivocada y la unanimidad resulta una garantía; nos hallamos ante uno de los mejores lugares para alojarnos en todo el país. El edificio y la finca son muy notables, mientras que los dormitorios ostentan un elevado nivel de confort, desde la decoración hasta los colchones. 

Los propietarios se desviven en atenciones desde el primero momento y lo que disfrutamos es hospitalidad elevada a la máxima potencia. El broche de oro a una estancia memorable lo pone un pantagruélico desayuno digno de Gargantúa y servido en un comedor a la altura de la nobleza de siglos pasados.

Al Solar Ponces de Carvalho podemos ir incluso expresamente y solo por alojarnos allí, ya que la calidad justifica muchos kilómetros de desplazamiento; no es un sitio en el que dormir porque estamos de viaje o queramos conocer la zona. Siendo un alojamiento de gestión familiar llama la atención que el servicio tiene la misma calidad que la hotelería de gama alta, ya que el propietario trabajó en hoteles y conoce el sector a la perfección.

Todo son detalles para una estancia romántica, desde dormitorios a baños pasando por pasillos y jardín. Lo curioso es que el Solar no tiene web propia y hay que reservar a través de centrales de reservas para luego abonar la estancia en metálico en destino, ya que no disponen de pagos con tarjeta.

Después de haber estado aquí el listón ya queda muy alto para posteriores viajes y siempre recordaremos un lugar mágico, con historia y encanto, además de una acogida calurosa y cariñosa. 

Toda la información y reservas del Solar Ponces de Carvalho en este enlace.