VILLA DAS ROSAS. ALOJAMIENTO CON ENCANTO EN SINTRA.














Muchas veces hemos visto atractivas casas portuguesas y nos hemos imaginado cómo sería vivir la experiencia de pernoctar en una de ellas, con el atractivo de una estancia personalizada y diferente. En Sintra podemos hacerlo gracias a la Villa das Rosas, cuya web oficial está disponible en lengua española.

Sintra es probablemente uno de los lugares habitados más hermosos del mundo, sin exagerar. Todo el mundo queda impresionado ante un entorno tan frondoso y lleno de belleza. No es extraño que en un sitio así proliferen los edificios monumentales y grandes personalidades hayan establecido allí su residencia. Lord Byron residió en Sintra y en esta ciudad se desarrolla parte de la trama de la novela "La novena puerta" de Perez Reverte, que llevó al cine Polanski. A Sintra se va a visitar el Palacio da Pena o la Quinta da Regaleira, entre otras joyas de la arquitectura.

Normalmente el turista suele establecer su base de operaciones en Lisboa y dedica un único día a visitar Sintra, de lo cual suele arrepentirse enseguida, porque se necesitan varios para apurar al máximo la esencia de la localidad. Por cierto que en Sintra te ahorras el parking si te alojas en este hotel.

Aquí se encuentra la Villa das Rosas, un alojamiento íntimo y con encanto que ofrece seis dormitorios amorosos y coquetos llenos de detalles románticos como corresponde al lugar donde se enclava. Naturalmente que hay wifi y es gratis, por supuesto.

Por supuesto que este no es un sitio para todo el mundo sino para quien lo sepa apreciar. Los que vayan buscando el precio más bajo tienen otras opciones. Los que quieran una experiencia diferente a la de los hoteles convencionales tienen a su alcance una estancia en un sitio que ofrece un espectacular desayuno incluido estrictamente basado en lo mejor de los productos locales, que son muchos y muy buenos incluyendo el zumo de naranjas recién exprimidas, además del disfrute de un jardín primorosamente cuidado. Los precios van en consonancia con la calidad pero de ningún modo son inasequibles y quedan al alcance de los que puedan pagar un pelín más por algo que se sale de lo normal y siempre se recuerda con ganas de volver.

Muy cerquita de la Casa das Rosas tenemos la estación de tren que nos llevará al cogollo Lisboa en poco más de media hora, con frecuencias cada diez minutos. Los autobuses para Estoril y Cascáis ofrecen un servicio muy similar con un tiempo de desplazamiento de un cuarto de hora. No hace falta coger el coche a no ser que queramos disfrutar de la cercana playa de Colares o subir por la carretera de la costa a la bella villa de Ericeira aprovechando para conocer Mafra y su mundialmente famoso convento.

Ojo porque no es un hotel solo para parejas y se puede ir en familia porque hay dormitorios con capacidad para cuatro personas. Las opiniones de los clientes de Booking llegan a calificar la Villa das Rosas con un 9 incluso después de 200 comentarios publicados. Similar unanimidad conceden los críticos de Tripadvisor. Uno de los dormitorios cuenta con cocina, lo que es conveniente si se viaja con niños pequeños. No obstante, abunda la oferta de restauración en las inmediaciones.

En resumidas cuentas, la Villa das Rosas está entre los conceptos de cocada y pocholada, donde se nota la mano femenina en la decoración y también el mimo en el cuidado del mobiliario de coleccionista. Una casa portuguesa con certeza, como cantaba Amalia Rodrigues.

Toda la información y reservas en http://www.villadasrosas.com, en el sitio más bonito de Portugal.