NUEVO SISTEMA PARA PAGAR PEAJES ELECTRÓNICOS EN PORTUGAL.

La máquina que sale en la foto es la que se encuentran numerosos viajeros que entran en Portugal. El aparato tiene un funcionamiento muy sencillo. Se introduce una tarjeta de crédito y a partir de ahí cada vez que pasemos por un peaje electrónico se nos cargará en la cuenta el importe del tramo que hayamos recorrido. 

Toda vez que el sistema se ha simplificado, lo he utilizado. No obstante, si me hubiera colado sin pagar no hubiera pasado nada, aunque las multas existen.

Curiosamente tenemos que disponer de tarjeta de crédito por narices y no se puede pagar en metálico. Sigue existiendo un sistema de abonos muy confuso que se puede activar en oficinas de correos.

Eso sí, si un viajero entra por una frontera donde no existen peajes electrónicos cercanos tendrá que dirigirse a gasolineras señalizadas antes de entrar en el tramo de peaje sin barreras. Recordemos que no hay posibilidad de pago por el sistema tradicional.