PARK HOTEL VALONGO. HOTEL LOW COST AL LADO DE OPORTO.

Parece que no tiene  mucho sentido viajar a Oporto y alojarse en Valongo. Después de todo en la ciudad hay hoteles a patadas y para todos los bolsillos. No obstante la ubicación de este hotel es óptima para visitar la ciudad y también para hacer turismo por el norte de Portugal. Para empezar tenemos un hotel reluciente que está en la onda de los Ibis pero con mucho mejores resultados en cuanto a calidad. Las habitaciones están bien insonorizadas y además tenemos aire acondicionado por si hace falta. Las toallas, como es de esperar, son de muy buena calidad. La tele es de plama, de las nuevas, no como la de la foto. Los colchones salen de la experiencia con nota.

En el Park Hotel Valongo el principal atractivo es el precio. La habitación sale por menos de 35 euros y puedes tomar el desayuno pagando 6 euros por persona. A distancia peatonal cómoda hay cafeterías donde tomar un café a poco más de medio euro. En el buffet de desayuno hay un excelente zumo de naranja natural pero también un café muy mejorable.

El estilo "no frills" del hotel ni por asomo cae en el minimalismo de Easyhotel o Etaphotel sino que la habitación tiene dimensiones generosas, diseño avanzado y un buen baño. Se abona la estancia a la entrada y así podemos marcharnos sin colas para pagar por la mañana. En el hotel hay máquinas de autoservicio de bebidas y snacks para cualquier emergencia. Es lo más parecido a un Sidorme o a un Holiday Inn Express.

Curiosamente la ubicación de este hotel en la rotonda de la Fonte da Senhora permite contemplar una curiosa costumbre local, que es la de ir a lavar la ropa en un lavadero público, cosa que nunca había visto en Portugal después de muchas estancias. El bar Colmeia es el más cercano para tomar un café de calidad. Los recepcionistas, muy profesionales, recomiendan para cenar el restaurante Porca Gorda, que debe ser muy conveniente, pero que no probé. Si das un paseo por la noche cerca del bar te encuentras con un orondo y cariñoso gato naranja. Hay una recepcionista que no solo habla español sino incluso catalán con acento de Girona.

Parking y wifi gratis son argumentos contundentes. Hay excelente accesibilidad a las autopistas y aunque el lugar no es precisamente para una luna de miel, para el viajero que pretende ahorrar viajando con un cierto nivel de calidad, el Park Hotel Valongo es una compra maestra.

Información y reservas del hotel en este enlace.