QUIERO QUE ME DEN CAÑA



Pues si quieres que te den caña en Portugal, o mejor dicho, una caña en Portugal, aquí están los formatos habituales. El de arriba es el denominado "imperial", también conocido como "fino" (pronúnciese "finu"). Basta con pedir un fino o una imperial sin falta de mencionar la palabra "cerveza". Será más o menos un quinto de litro y servida de barril. Si lo que queremos es más cantidad, pediremos una "caneca", que ya es una jarra en condiciones con un medio litro. Los precios son bajos en todo el país y raramente se paga más de un euro por una caña o dos por la caneca.



Lo extraño para muchos visitantes es la costumbre de acompañar el consumo de cerveza con unos tremoços, o sea, altramuces, que tienen aspecto de maicitos pero que en realidad son de la familia de las alubias y que no triunfan precisamente con los extranjeros. A mi no me gustan nada pero por allí son un clásico. Lo raro es que en Portugal abunden las aceitunas pero prefieran las negras y no como tapa.