LA GRAN CHAPUZA DE LOS NUEVOS PEAJES DE PORTUGAL.



Portugal está introduciendo el peor sistema del mundo para poner peajes en sus antiguas autovías gratuitas, más conocidas como "SCUTS" (sin costes para el utilizador). Lo grave es que el método se aplica sin excepciones y está pensado para utilizadores frecuentes pero lo van a sufrir los turistas y también los establecimientos hoteleros. Los precios son también los más altos del planeta. En Suiza se pagan 25 euros por un año de circulación gratuita en autopistas y en otros paises se compran pases de una semana o de un mes.

Inicialmente el sistema ya funciona en la zona que abarca desde Viana do Castelo hasta Aveiro pasando por Oporto, a través de las autovías A27 y A28, junto con las autopistas A41 y A42. Próximamente se extenderá a todo el país. No hay puestos de cobro ni tickets y todo funciona de modo automatizado con cámaras de control.

El turista español deberá adquirir un chip que cuesta 27 euros (reembolsable al salir del país) y luego hacer un cargo de 50 euros, no reembolsable y utilizable durante 90 días. Obviamente para una excursión de un día el precio es disuasorio. Siempre podremos circular desde Valença do Minho por la actual autopista de peaje convencional, que funciona como el resto de las que conocemos, pero hay que tener mucho cuidado de no entrar en tramos donde nos puedan multar al carecer del chip. La única solución es circular por la carretera nacional. Muchos portugueses se han pasado al tren y al metro porque los costes diarios son muy elevados.

Para el viajero extranjero el sistema es injusto y molesto, ya que no siempre sabemos de antemano las rutas que vamos a realizar y mucho menos disponemos de información de dónde se aplica el peaje o si nos compensa viajar por las nacionales.

En resumidas cuentas, se trata de cobrar un mínimo de 50 euros a cada automovilista que se mueva por las zonas afectadas. De momento el problema se queda en la zona de Oporto pero todo el país se verá afectado y rutas como la Vía do Infante, que recorre todo el Algarve, tendrán el susodicho peaje.

Recomiendo usar las autopistas tradicionales o bien las nacionales e incluso el transporte público.

Los portugueses pueden equiparse con un chip que les carga el coste en una cuenta bancaria, pero a los extranjeros no se nos permite ese medio de pago porque no podemos abrir una cuenta sin tener un domicilio en el país.

Otra opción de la que disponemos es hacer huelga de viajes a Portugal como protesta. Los gallegos han dejado de moverse los fines de semana por la zona con peajes y su ausencia se nota mucho.