IR A LA PLAYA EN PORTUGAL.SEGÚN DÓNDE.


Los que piensen que Portugal es un destino de playa tienen razón, porque hay muchas, pero desgraciadamente sólo una pequeña cantidad de ellas nos será apta para el baño. No es que el agua esté sucia, sino que desgraciadamente desde Lisboa y hacia el norte el litoral es muy abierto y el oleaje brutal. Nos encontramos ante el Atlántico y ni siquiera los que nos bañamos en el Cantábrico soportamos las bajas temperaturas de las aguas. El que quiera playas para baños tiene que irse al sur, al Algarve, donde el agua está más caliente.

Los portugueses vienen a las playas españolas, preferentemente a las mediterráneas, que son las que mejor responden a sus gustos, donde puedes tomar el sol y también nadar agusto. Curiosamente en Portugal las playas se abarrotan en verano pero son cuatro gatos los que se atreven a internarse entre las olas. Un pelín al sur de Lisboa, en Costa de Caparica, las cosas mejoran algo, pero no demasiado. La playa de Estoril no vale gran cosa y en general uno no puede ir a Portugal pensando en baños marinos. Para los portugueses un día de playa es más bien un día de arena que otra cosa, así que más vale no hacerse ilusiones.
En el Algarve las cosas son muy distintas y por eso la gente con muchas pasta y buen gusto viaja hacia allí.