PLATOS RICOS DE PORTUGAL. LA AÇORDA.



Ojo porque el plato se pronuncia "asorda" y no "acorda".

Lo que vemos en la foto es una de las variadísimas interpretaciones modernizadas de la típica y original açorda alentejana. Inicialmente se trataba de aprovechar el pan de la víspera y añadir poco más que huevos para crear una especie de puré a base de migas, pero en las zonas costeras se fue enriqueciendo con frutos del mar y así apareció un plato no tan de pobres y de zona rural con estrecheces económicas.

Muchos españoles no se atreven a solicitar este plato por desconocimiento y se pierden una interesantísima receta única en Europa. Con migas de pan y huevo pero también con gambas, langostinos e incluso con bacalao, la açorda se elabora muchas veces a la vista del cliente y se sirve muy frecuentemente en la misma cazuela para que el cliente vaya tomando lo que necesite mientras el género no se enfría. Los ingredientes van bien revueltos y mezclados consiguiendo una textura blanda en la que el pan absorbe muy bien el sabor de todo lo demás.

Hay quien utiliza pan de maiz e incluso incorpora garbanzos a la mezcla. No hay dos açordas iguales y curiosamente es un plato de los asequibles en los restaurantes portugueses.