CENAR POR 15 EUROS EN EL CASINO DE ESTORIL


Hay muy pocas cosas que hacer en Estoril, la verdad sea dicha. El nombre suena mucho pero detrás sólo hay una zona principalmente residencial y con muy pocos servicios. Como sitio con más encanto tenemos Cascais a 2 km, con puerto y todo, pero hay que tener en cuenta que se trata de una zona cara para alojarse y para comer, en la que tampoco se suelen lucir con la simpatía, al revés de lo habitual en el resto del país. El circuito automovilístico es muy famoso pero no queda precisamente en la villa.

Entrar al Casino es libre para adultos y no hace falta registrarse con el DNI como sucede en España, donde es imprescindible fichar como si fuéramos a un hotel. En Estoril entras y punto; si quieres gastas y si no, pues miras, pero con las salas de juego en plan privado y no a la vista como en el Casino de Torrelodones, que es menos discreto. Lo que veremos en Estoril son muchas máquinas a las que se juega con monedas. En este Casino, el mayor de Europa, podemos permitirnos el lujazo de cenar de 20 a 23 horas por 15 euros de ala en plan buffet y con bebidas incluidas, lo que no está nada mal en los tiempos que corren y en la zona en la que nos hallamos.

Desde Lisboa hay una excelente comunicación con los trenes de cercanías que salen de la estación de Cais do Sodré y recorren la costa hacia Cascais. Por 1 euro y medio tenemos el viaje hecho y hay trenes hasta después de la medianoche.

A sus amistades dígales: "estuvimos cenando en el Casino de Estoril", evitando mencionar el precio a no ser que quiera presumir de cazador de gangas. Para los de presupuesto ajustado es conveniente irse al Cascaisshopping y cenar en el "food court" donde es complicado llegar a los diez euros por persona con postre y café.