QUÉ VER Y HACER EN OPORTO


En este post propongo una recopilación de enlaces propios que nos sugieren ideas para disfrutar de un día en la ciudad de Oporto.

Si el viajero quiere cansarse lo mínimo debería adquirir el billete de transportes para un día denominado "Andante Diario", que se vende incluso a bordo de los autobuses urbanos y es válidos para tranvías, autobuses y metro. Curiosamente el metro circula mucho en superficie y pasa por el puente de la foto en dirección a Vila Nova de Gaia.

Si no tenemos el desayuno incluido en el hotel podemos tomarnos un café excelente en cualquier local, aunque si nos ponemos muy finos nos pegaremos el lujazo de hacerlo en el Café Majestic.

Lo normal es que el viajero pasée por el centro de la ciudad y se acerque a la orila del Duero. Habrá visitado la torre de los Clérigos, el Palacio de la Bolsa y también la Sé (catedral), pero hará bien en no perderse el impresionante Mercado do Bolhao. A la hora de comer puede optar por la solidez de un plato emblemático de la ciudad como son las tripas a moda do Porto o la sorprendente y moderna francesinha, procurando escoger los restaurantes más humildes y sencillos, donde no hay turistas sino parroquianos. El viajero puede visitar las bodegas enclavadas en la otra orilla del río, en Gaia, pero si le gusta caminar puede pegarse un delicioso paseo desde la ribera hasta la Foz del Duero. Los fanáticos de los lugares con encanto tienen una visita obligada a la Librería Lello.

Los que quieran salir de la ciudad a explorar tienen varias opciones interesantes.
Paços de Ferreira, la capital portuguesa del mueble, toda una provocación en temas de diseño.

El gran outlet del Norte de Portugal en Mindelo, a escasos minutos de la ciudad.

Valença do Minho, ciudad fortificada y famosa por su comercio, a una hora de la capital.

Por supuesto que no hace falta salir de la ciudad para divertirse y tenemos zonas comerciales como la Rúa Santa Catarina con tiendas deliciosas.