EL PUENTE XXV DE ABRIL NO COBRA PEAJE EN AGOSTO.


Durante el mes de agosto este puente no cobrará su peaje habitual para acceder a la ciudad de Lisboa. La salida siempre ha sido gratuita. No es que nos vayamos a ahorrar una fortuna porque el precio es casi simbólico pero sí nos evitaremos las colas para pagar. De este modo se da más fluidez al retorno de los viajeros que utilizan las playas al sur del Tajo. Cuando cruzamos este famosísimo puente, herencia de la dictadura, hay que tener cuidado de no circular sobre los carriles con suelo de rejilla metálica porque producen molestas vibraciones y sensación de falta de adherencia. La altura sobre el agua es de 70 metros y por debajo del puente de carretera hay una vía ferroviaria de la empresa Fertagus. Hay turistas que pasan por aquí sólo por vivir la experiencia y regresan por el puente Vasco da Gama que también mola bastante. Ya se habla de un tercer puente sobre el río y esperemos que no tarde mucho en realizarse.