CARNE DE PORCO À ALENTEJANA


Uno de los platos más sorprendentes de la cocina portuguesa es este sorprendente "mar y montaña", todo un curioso atrevimiento en el que se mezclan sabores teóricamente tan enfrentados como la carne de cerdo y las almejas. Dicen que la comida alentejana es la más imaginativa y el resultado en este caso es contundente. La presentación del plato incluye la carne de cerdo en cubitos y el acompañamiento de patatas fritas en cuadraditos. Normalmente se incluye una generosa ración de almejas. Normalmente esta carne se tiene que preparar de un día para otro ya que el cerdo se marina en vino blanco durante horas, aderezado con aceite, pimentón y cilantro, entre otras cosas.

Es frecuente que el turista no se atreva con platos de nombres raros y aquí se desvela el secreto de ese nombre que quizás no diga nada a primera vista. Puede quedar como entendido con sus amistades y familia explicándoles el contenido de un plato que no deja indiferente a nadie. Lo he probado en alguna ocasión y el producto es excelente. Después de todo, los franceses hacen que las vieiras y el foie se enamoren, así que nos raro que el cerdo y las almejas mariden tan bien.


Recomiendo acompañar el plato con un blanco verde o un rosado.