ENCONTRAR HOTEL EN LISBOA

Lisboa es probablemente la capital europea con la mejor relación entre calidad y precio en cuanto al alojamiento. Es bastante sencillo encontrar un buen hotel de tres o cuatro estrellas por menos de 60 euros con o sin desayuno. No obstante voy a dar algunas pistas para que la elección sea acertada, que para eso he pernoctado muchas veces en la ciudad.

1. Si vamos en coche es mejor elegir hoteles no especialmente céntricos, ya que el precio del parking aumenta conforme nos acerquemos al cogollo. El transporte público es muy bueno y los taxis son baratos, mucho más convenientes que el vehículo privado cuando se trata del volver al hotel tras una cena.

2. Si vamos en avión es conveniente escoger hoteles en el centro, al lado de la estación de Rossio, por ejemplo. Con las principales líneas de metro, tranvía y tren es más sencillo hacer las excursiones a Sintra o Cascais. El entorno de la Plaza Restauradores es buena zona.

3. Conviene escrutar meticulosamente las opiniones de los clientes que se hayan alojado previamente en los hoteles. Nadie aprende por escarmiento ajeno pero es útil saber cómo les ha ido a los demás.

4. No intente ahorrar cinco o diez euros por noche a no ser que vaya a conseguir lo mismo o algo mejor. En Lisboa la calidad es barata y conviene aprovechar para ir a hoteles que en otros lugares costarían el doble como mínimo. Cuarenta euros en una estancia no van a ninguna parte.

5. Si el desayuno no está incluido, no se preocupe. Al lado siempre habrá una cafetería donde el desayuno le costará menos de cinco euros. Evite los desayunos de pago en el hotel. En el Corinthia me pidieron hace varios años 17 euros cuando por ese dinero uno desayuna, come y cena en Lisboa.

6. Recuerde que en Lisboa son muy escasas las habitaciones para fumadores. Si desea una habitación en la que dar rienda suelta al vicio cuando le apetezca, compruebe previamente que el hotel admite fumadores en alguna habitación.

7. Utilice Google Maps para localizar el hotel en su ubicación exacta. Con la vista de satélite comprobará si el sitio le gusta o no.

8. Tenga en cuenta que la denominación "Residencial" se refiere a una pensión y que los albergues pueden salir más caros que los hoteles aunque parezca que al pagar por persona nos sale barato. Mejor buscar una habitación triple en un buen hotel que en un albergue con servicios limitados.

9.Nunca viaje sin reserva previa. Los hoteles aplican las tarifas oficiales a los clientes que llegan sin reserva y pagará mucho más que a través de cualquier agencia o portal de reservas.

10. La noche más barata siempre es la del domingo y en Lisboa la temporada baja es el verano, curiosamente. Los fines de semana son más asequibles que los días de semana en temporada de negocios.

Y para el que quiera profundizar un poco, ahí va una lista de hoteles en Lisboa.