RECUERDOS BEBIBLES DE PORTUGAL. MOSCATEL DE SETÚBAL.


Tengo una botella igual que la de la foto en mi carrito de bebidas y me encanta ofrecérsela a las visitas porque enseguida me piden una segunda copa. Inicialmente puede servirse como aperitivo aunque más bien lo utilizo como vino de postre y también puede aprovecharse muy bien en la cocina.

El moscatel de Setúbal tiene denominación de origen desde hace más de un siglo y es un vino dulce elaborado con unva moscatel. El sabor es dulce y meloso, muy afrutado también. Se trata de un vino generoso muy apropiado para los amantes de este tipo de bebidas, como quien suscribe el artículo, apasionado del PX. No llega a los 20 grados de alcohol y mientras como aperitivo es mejor servirlo fresco, en la función de vino de postre sabe mejor a temperatura ambiente.

En función de la antigüedad el precio va subiendo y siempre nos queda la opción de comprar ahora y dejarlo envejecer, cosa complicada porque es muy adictivo.

Este moscatel es sorprendentemente asequible y se compra por unos cinco euros en cualquier hipermercado portugués. Incluso hay lotes de botellitas en plan monodosis que son muy prácticas. El de la foto es de la marca Jose María Fonseca y el que más me gusta, por delante de otras casas productoras. En Azeitao, muy cerca de Setúbal se puede visitar un Museo Enológico de la empresa que tiene muy buena pinta y está abierto de lunes a domingo excepto festivos.

Más información en http://www.jmf.pt/