EL AGUA CON GAS DE PORTUGAL. PEDRAS SALGADAS.


Es curioso que en la mayor parte de Europa si pedimos un agua mineral nos la van a dar con gas, mientras que en España es raro que alguien la pida. En Chequia tuve que aprender a decir "mineralka neperliva" para indicar que la quería sin gas.

En Portugal se pide agua natural y se añade el calificativo "fresca" para que sea fría. Al igual que en España, se supone que el cliente la quiere sin gas, de modo que no hay equívocos.

La botella de la foto es la del agua con gas natural más famosa de Portugal. No hablamos de agua gasificada sino de agua que emerge de la tierra ya con sus burbujitas. Hasta ahí todo normal. Lo mejor es que tras haberla probado por primera vez descubrimos que es un producto excepcional y que sacia la sed contundentemente con un sabor purísimo y hasta telúrico.

Una vez que pedimos "um agua de Pedras" nos traerán la mítica botella verde que procede del norte del país, cerca de Chaves y Vidago. Recomiendo encarecidamente probarla. Los portugueses la consumen locamente porque está considerada mineromedicinal y doy fé de que sienta muy bien al cuerpo.