EL PERÚ, LA PESCADA, EL PRESUNTO Y LA ESPETADA


Enfrentarse a la carta de un restaurante portugués puede provocar divertidos equívocos. Muchos españoles son bilingües y tienen ciertas ventajas no determinantes pero sí útiles, sobre todo si se trata de clientes gallegos. No podemos traducir sobre la marcha todos los nombres de platos a no ser que poseamos ciertos conocimientos y orientarse únicamente por la intuición es poco adecuado. Lo gracioso es cuando aparecen los llamados falsos amigos, porque casi todo el mundo se deja llevar pensando que el significado de una palabra extranjera se parece a lo que supone y aparenta. Para un inglés constipation no es constipado sino estreñimiento. Para un italiano el burro es la mantequilla y para un francés una cigale es una cigarra.

En el caso de las lenguas portuguesa y española también hay falsos amigos que nos pueden confundir.

Para empezar una pescada es una merluza y no pescado en general. Al jamón se le llama presunto. El perú es el pavo y la espetada es un pincho moruno. Lo que en Italia se denomina pasta en Portugal es massa.
No pida un plato con salsa porque se lo llenarán de perejil. A la salsa en portugués se la llama molho (mollu).

En cuanto a la merluza, suele andar bien de precio. No recomiendo comer jamón en Portugal, no porque sea ni malo ni caro pero es que en ese tema andamos bastante sobrados y no hace falta recurrir a su consumo para nada. El pavo es bastante económico y las espetadas son una solución para cualquier comida, generalmente muy hechas.
Los portugueses también encuentran ese problemilla en España. Para un portugués las setas no son hongos sino dardos...
La foto de arriba pertenece a la web de un restaurante de Mirandela que se llama Flor de Sal. Lástima que no pongan los precios porque apetece.