PATRIMONIO MUNDIAL EN PORTUGAL


En Portugal hay 13 monumentos considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Probablemente dentro de poco haya alguno más. De momento la lista es la siguiente:
Los centros históricos de Porto, Guimaraes y Évora. Las dos primeras ciudades se encuentran muy cerca una de otra y sería una pena no aprovechar para ver las dos en el mismo viaje. Évora se encuentra más cerca de Badajoz que de Lisboa y mejor evitar los días calurosos en verano.
Los Monasterios de Batalha y Alcobaça, que podemos ver en el día ya que la distancia entre ellos es escasísima.
El Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belem, uno al lado de la otra pero con la carretera y la vía del tren por medio.
El bosque de Laurisilva en Madeira. Se puede ir desde Lisboa con Easyjet por cuatro perras.
El Alto Duero vinatero, visitable en barco y en tren cogiendo el tren hacia Pocinho.
Los sitios arqueológicos del Valle del Río Coa. Muy cerca de la frontera española aunque con accesos regulares.
El Convento de Cristo en Tomar, más conocido como el de los Templarios y famoso por su espectacular ventana.
El paisaje de la sierra y de la ciudad de Sintra. A media hora de Lisboa.
El centro histórico de Angra do Heroismo (Azores) y el paisaje vinatero de la isla de Pico (Azores)
En la imagen de arriba sale el Monasterio de Batalha, o sea, de "Batalla".
Hay candidaturas que aspiran al título de Patrimonio de la Humanidad, unas con más posibilidades que otras. Las que pujan por el honor son la ciudad de Chaves, la Universidad de Coimbra, el Convento Carmelita de Buçaco, el río Tajo, la zona de la Baixa pombalina de Lisboa, el Convento de Mafra y la sierra de Arrábida. Por intentarlo, que no quede.