UN DÍA EN LISBOA

Hay muchas cosas que uno puede hacer en Lisboa para aprovechar bien el día, sobre todo teniendo en cuenta que cuando estamos de viaje hay que pagar para dormir. Como hay lectores algo vagos a los que da pereza leerse el blog entero para hacer su propio programa o bien no se han fijado que se puede recurrir a las etiquetas para ver todo lo publicado sobre un tema, aquí va un pequeño resumen sobre cosas que se pueden hacer en una sola jornada.

Empezaremos el día con la tarjeta Sete Colinas que nos permitirá movernos libremente en transporte público. Podemos usarla para visitar el elevador de Santa Justa, desde donde contemplaremos una impresionante vista de la vieja Lisboa. Nuestra mirada llegará también al rio Tajo, el cual podremos cruzar en barco en un crucero fluvial por dos euros. En pleno centro de Lisboa tenemos varios cafés emblemáticos para reponer fuerzas, tales como el café Nicola o la Pastelaria Suiça, ambos en la plaza del Rossio, uno frente al otro, a cierta distancia, eso sí. Luego está la opción de comer en un restaurante teniendo en cuenta estos importantes consejos. A continuación sería divertido visitar el Zoo de Lisboa, sobre todo si vamos con niños. Los que quieran dedicarse al shopping tienen a su disposición el mayor outlet de Europa., que cierra muy tarde. Durante el paseo por el centro ya habremos visto la espectacular estación del Rossio, de donde parten trenes hacia Sintra, que tiene atractivos para dar y tomar, como la Quinta da Regaleira o el Parque de Monserrate.

No se puede hacer todo en un día y encima hay muchas más posibilidades, pero se trata de un abanico de opciones para todos los gustos y para varios días. Los que vayan a estar tres días se pueden comprar la Lisboa card, con acceso gratuito a todos los transportes y monumentos.

Durante el día podemos refrescar la garganta con cervezas de Portugal., o comer muy barato en un food court. Por la noche se impone una copa de Licor Beirao.

Basta con pulsar sobre los textos resaltados para ver cada artículo. Que aproveche.