UN PAÍS PARA NO FUMADORES


En Portugal se ha pasado de poder fumar en prácticamente cualquier sitio a no poder hacerlo en casi ninguna parte.

Desde principios de 2008
ha entrado en vigor una ley muy restrictiva que impide fumar en gran cantidad de lugares como bares, restaurantes, cafeterías e incluso habitaciones de hotel.
En España los bares pequeños han podido elegir pero en Portugal las condiciones son muy duras para habilitar un área de fumadores. De hecho, en mi última estancia en el país no encontré ni un sólo establecimiento donde se permitiera fumar, incluyendo varios lugares al aire libre y un hotel que había prohibido hacerlo en todas las habitaciones.

Supongo que voy a ir bastante menos a Portugal y cuando lo haga evitaré alojarme en hoteles, eligiendo apartamentos donde pueda hacer lo que me apetezca. Felicidades a los no fumadores porque se van a encontrar muy agusto en Portugal.
Hay una lista de locales que disponen de las medidas necesarias para que el humo no perjudique a los no fumadores, la cual podemos consultar en este enlace.

Lo que hace falta ahora es que los hoteles adviertan previamente si todas sus habitaciones son de no fumadores o bien si disponen de habitaciones para fumadores, teniendo en cuenta que siempre debe haberlas para no fumadores. Lo que no conviene es despistar a la gente y meter a un fumador en un establecimiento sin ningún espacio para fumar o bien a un no fumador en habitaciones cuyo olor provoque molestias olfativas, que no daños a la salud.
La cadena de hoteles Eurosol es íntegramente para no fumadores, por ejemplo.