EL SOLAR DE MATEUS EN VILA REAL

La primera vez que visité Vila Real tuve una imagen muy decadente de la ciudad. Debo reconocer que en sucesivos viajes tuve el gusto de ver cómo el centro histórico había sido rehabilitado y mejorado. Una de las excursiones obligatorias en esta zona es el Solar de Mateus, a sólo tres kilómetros en dirección Sabrosa. Es muy fácil que nos pasemos de largo y que no tengamos muy claro dónde aparcar para acceder al edificio que sale en las botellas de vino Mateus.


Se trata de un edificio barroco de mediados del siglo XVIII rodeado de viñedos y decorado con esplédidos jardines en los cuales veremos incluso cedros del Himalaya. La planta, en forma de U, tiene el estilo de las villas privadas italianas y ello se debe al origen del arquitecto de la obra.

La visita es muy entretenida y se hace corta. Vila Real se halla al norte del país, a dos horas de Oporto y tiene buena comunicación por autopista hacia el norte y hacia el sur, pero curiosamente no tan buena al este y al oeste.