BESSAHOTEL BOAVISTA. PORTO.

Hoteles en Oporto los hay a patadas. Los tenemos con más encanto, mejores, más baratos y más céntricos, pero no con todo a la vez. Para elegir un hotel tengo en cuenta una serie de variables que no necesariamente coincidirán con las del lector pero a lo mejor ayudan un poco.

Nos encontramos ante un hotel moderno y reciente con buen mantenimiento, lo que ya ayuda un poco. Las dimensiones de los dormitorios son generosas y los colchones de alta gama con topper incorporado son un plus. El desayuno es muy generoso y variado. El acceso es rápido y cómodo desde la autopista pero la zona es silenciosa. Se puede aparcar gratuitamente y con seguridad a la puerta o muy cerca, con parking subterráneo de pago asequible. Todo ello quiere decir que no tardas media hora en salir de la ciudad para hacer un viaje en coche. Puedes ir caminando al McDonalds en cinco minutos o al supermercado Pingo Doce en siete minutos y hay una farmacia a tres minutos a pie. La parada del autobús está cerquita y así no te molestas en conducir hasta el centro ni en aparcar.  Los precios son muy convincentes y por menos de 60 euros puedes conseguir alojamiento y desayuno para una pareja.

Naturalmente que no todo es perfecto y hay cosas mejorables. El papel higiénico de los baños es de gama muy baja y el café del desayuno muy flojo; las ventanas no pueden abrirse completamente sino que solo quedan levemente entreabiertas. El restaurante sale carillo. Todo ello es perdonable cuando lo demás no solo cumple sino que brilla. Si quieres más lujos hay otros hoteles en Boavista, a un paso, pero con precios más altos, aparcamiento caro y desayuno no incluido. Aquí tienes el wifi gratis, por supuesto.

Por mi parte, seguro que volveré. Si quieres reservar en este hotel, puedes hacerlo a través de este enlace. Recuerda que siempre sale más barato en fin de semana.