PLATOS RICOS DE PORTUGAL. BACALAO CON NATAS.


La primera vez que vas a Portugal y quieres comer puedes encontrarte con una carta en portugués, como es lógico, de la cual quizás comprendas algunas cosas, ignores otras y te provoque curiosas confusiones muy graciosas. No es nada raro encontrarse cartas traducidas al español, con algún pequeño fallo; también es muy fácil que los camareros te puedan explicar los platos pero sería muy conveniente tener algunas cosas claras antes de entrar a un restaurante.

Como ejemplo de falso amigo tenemos la palabra "salsa", que en Portugal quiere decir "perejil", así que cuidado, porque si quieres salsa tendrás que pedir "molho", que pronunciaremos como "mollu". Un plato que lleva cogumelos es un plato con setas, pero ojo porque la palabra española "setas" equivale a "dardos" en portugués. Y lo del presunto es jamón, cosa parecida al italiano prosciutto.

Hoy presento una interesante aportación culinaria de la cocina portuguesa. Se trata del bacalao con natas. La presencia exterior recuerda a la de una lasaña, cosa lógica porque va en una fuente que se hornea con nata por encima. Lo que hay debajo es muy sabroso; el ingrediente fundamental es el bacalao desmigado y mezclado con trocitos de patata y cebolla. También lleva algo de harina y mantequilla junto con algunos ingredientes secretos de cada elaborador para darle un toque personal. Las aceitunas negras por encima aportan decoración únicamente.
Como este blog no trata de cocina pues tampoco me enrollo más pero recomiendo encarecidamente al viajero que pruebe este plato, que suele ser barato y aparece frecuentemente entre los platos del día. Será difícil comer dos iguales pero deja un gran sabor de boca y cuando vamos en pareja conviene que nuestro acompañante vea que controlamos algo del tema al elegir sin dudar.