NO DEJES DE PROBAR LA FRANCESINHA.


La francesinha es un plato portugués moderno, digamos que de hace cuatro días. Y es así porque se trata de un sandwich de lujo con pan de molde y relleno a la portuguesa. Lo de meter jamón cocido y queso en lonchas debía parecerles una ramplonería a los lusos y decidieron que puestos a comer un sandwich, que tuviera un toque local. Al parecer la receta la trajo un portugués de Francia, y eso parece cierto, ya que allí los "croque monsieur" los hacen cubriéndolos con queso por encima y metiéndolos al grill, con un resultado fabuloso. En Portugal el relleno incluye cosas como filetes de ternera o cerdo, linguiça (que no es exactamente longaniza), mortadela, salchichas y a veces la coronan con un huevo. Todo esto explicado así parece normal pero los resultados que obtienen son apabullantes. Lo más importante de todo es la salsa picante que se le echa y cuyos ingredientes pueden basarse en la salsa de tomate y la cerveza u otros licores, con recetas misteriosas y sorprendentes.

La francesinha es un plato barato y no suele pasar de 8 euros en su formato especial, incluyendo una fuente de patatas fritas. Lo ideal es tomarla con una cerveza nacional como la Sagres o la Super Bock. El plato parece ser específicamente de Porto (Oporto, como dicen los españoles) pero se encuentra en todo el norte del país. Constituye una cena contundente aunque por allí se toma hasta para desayunar o para llenar la panza después de una noche de juerga.

Ahora mismo la francesinha es un plato joven que perdurará por mucho tiempo. Lo de comer bacalao está muy visto y si hay algo típicamente del norte de Portugal, es la francesinha. En la zona de Lisboa parece exótica y todo.
Suelo comerla en la Cervejaria Farol de Povoa de Varzim pero las hay buenas por doquier y ya hay hasta franquicias de fast-food que la ofrecen. Una competencia seria para el Big-Mac, que el día que lo adapten en Portugal al gusto local son capaces de meterle un solomillo.
El que quiera hacer la salsa en casa precisará de
1 Cerveza,1 Caldo de carne ,2 hojas de laurel, 1 cucharada sopera de margarina, 1 copa de brandy u Oporto, 1 cucharada sopera de maizena, dos cucharadas soperas de pulpa de tomate, 1 tomate entero y limpio junto con medio vaso de leche y un toque de tabasco. Hay que pasarlo todo a la batidora para mezclar bien y luego llevar el líquido a ebullición a fuego lento. Una vez elaborados los ingredientes del sandwich, se puede calentar en microondas.
Que aproveche.