LOS COMBUSTIBLES SON MÁS CAROS QUE EN ESPAÑA.


Con el título parece que queda todo dicho pero hay que insistir en que antes de entrar al país conviene llenar el depósito a tope. No nos vamos a arruinar por echar gasolina algo más cara pero tampoco es cuestión de perder unos cuantos euros a lo tonto. Los precios orientativos los podemos ver en este enlace. Ojo porque las diferencias son muy elevadas en función de dónde se resposte. Los supermercados suelen ofrecer los mejores precios y las autopistas de peaje los peores. El desfase de precios respecto a España se nota menos en el diesel y mucho en las gasolinas. Los portugueses de las zonas fronterizas se pasan el día repostando en España, aunque últimamente las diferencias han menguado.

Dicen que la calidad de los combustibles portugueses es algo mejor que la española. No tengo pruebas fehacientes al respecto, pero es lo que se rumorea por ahí.

Y ya que estamos, mencionar que los fumadores deberán ir abastecidos de casa. Aquí también el tabaco es más caro, no mucho más pero sí un poquito.