ERICEIRA. PUEBLO DE ENSUEÑO.


Hace unos meses que tuve el placer de pernoctar en Ericeira, concretamente en el óptimo hotel Vila Galé. Quedé muy impresionado por el encanto de la villa. No sólo hay una gran zona peatonal en la parte antigua sino que todo parece sacado de un cuento de hadas. Una limpieza obsesiva, una decoración elegante en el mobiliario urbano y colores de ensueño definen Ericeira como uno de los pueblos marineros más hermosos de Europa. Pasear por las callejuelas a la caida del sol no tiene precio.
Ericeira está a dos patadas de Lisboa y Sintra, dentro del municipio de Mafra. Como suele ocurrir en esta costa atlántica, las playas son más para surf que para baños. Hay una clientela compuesta de turistas extranjeros de alto poder adquisitivo y bastante buen gusto, que son los que siempre nos encontramos en los lugares que destacan por encima de los demás.

Los accesos han mejorado mucho y ahora Ericeira dispone de buena comunicación con el resto del país. Mi recomendación para el viajero es pasar al menos unas horas en la villa, aunque si encima se queda a cenar y dormir, la gran experiencia está asegurada.
Para animar al viajero a que visite Ericeira, aquí van unos enlaces.
http://www.revistaiberica.com/rutas_y_destinos/Portugal/ericeira.htm. La información más completa sale en la portuguesa, pues proviene de la guía oficial del municipio.

Y el que se quiera quedar puede echar una ojeada a los buenos pero escasos hoteles de Ericeira.