EN TREN POR PORTUGAL


Ir a Portugal en tren no es la mejor de las ideas. Desde Galicia funciona el servicio Celta pero únicamente dos veces al día con salida de Vigo, desde Castilla escasos (un sólo tren y de madrugada) y desde  Extremadura ya no hay comunicación ferroviaria.

A los trenes en Portugal se les denomina comboios, lo cual es bueno saberlo. Allí he ido en todo tipo de trenes, en un cercanías desde Vigo, en el Ter y en el Talgo desde Madrid, en el SudExpress desde Valladolid e incluso desde Badajoz en un regional. Una vez crucé el Guadíana en transbordador para coger el tren en Vila Real de Santo Antonio, o sea que conozco de sobra la empresa sobre la que escribo.

Una vez dentro del país encontraremos líneas de buena calidad a precios atractivos.Por un lado está el eje Lisboa-Porto, con trenes rápidos, algunos de ellos pendulares, que unen las dos ciudades a una media superior a los 100 km/hora, lo que está bastante bien aunque hace 30 años se tardaba prácticamente lo mismo con trenes más anticuados.

De esta línea principal llamada del Norte sale un ramal hacia la frontera de la provincia de Salamanca (Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro). Ya no hay via doble pero el trayecto está electrificado y hay un buen servicio de trenes con medias algo más bajas.

Pasando por Porto hay trenes directos desde Lisboa a Braga y Guimaraes, perdiendo algo de velocidad entre la capital del norte y estas pequeñas ciudades, ya que se va rápido gracias a no parar.

La línea hacia el sur que lleva a Faro está muy bien mantenida y se logran velocidades aceptables. El servicio hacia Évora y Beja desde Lisboa es escaso pero bueno, aunque las estaciones quedan alejadas del centro de las poblaciones.

Las cercanías de Lisboa, con trenes frecuentísimos hacia Cascais y Sintra, funcionan como un mecanismo de relojería. Existe una línea privada llamada Fertagus que usa el puente 25 de abril para cruzar el río Tajo.

Y en cuanto a trenes con encanto, aquí van mis recomendaciones:

La línea del Duero entre Porto y Pocinho, que si bien al principio no lo es tanto, luego se convierte en fiel compañera del río. Toda una experiencia.

Los precios andan bajísimos y por cuatro euros se puede hacer ida y vuelta entre Porto y Guimaráes, separadas por 68 km. Las carrocerías de acero inoxidable suelen representar visualmente a los trenes de Portugal. El tren internacional por excelencia es el que une Lisboa con Irún, ahora servido por Talgos.


Aquí está el mapa de líneas. Para más información iremos a http://www.cp.pt/
Si el viajero pasa por Porto, que no deje de hacer algún viaje en tren porque le encantará. Desde Lisboa, la línea de Cascais es bellísima.
Aprovecho para actualizar y poner unos interesantes videos en los que vemos algunos importantes trenes de Portugal.
El Alfa Pendular, un tren Fiat que en España se conoce como Alarís.



Y este es el Intercidades (Intercity),con coches Corail franceses.