EL TREN QUE CRUZA EL TAJO POR EL PUENTE 25 DE ABRIL.



Se había hablado mucho de la conveniencia de construir una línea ferroviaria que uniera el norte y el sur de Portugal a la altura de Lisboa. La solución consistía en colocar un tablero ferroviario bajo el puente de carretera que se había inaugurado en los años 70.

Ya entrado el siglo XX el proyecto es realidad y los trenes unen las estaciones de Entrecampos (Lisboa) y Setúbal. La concesionaria del servicio de cercanías es la empresa Fertagus. Hasta entonces, para coger un tren que fuera hacia el sur había que ir en barco hasta la población de Barreiro, donde se encontraba la cabecera de los trenes para el Algarve. Los trenes de la CP usan también el puente y circulan entre la estación de Oriente y Faro con una buena marcha.

Para quien visite Lisboa, que sepa que puede pegarse el lujazo de cruzar el puente, a poca velocidad, eso sí, esquivando las grandes caravanas que suelen producirse en el acceso a Lisboa. Por cierto que para los coches es de peaje al entrar en la ciudad y no al salir. Los que vayan a cruzarlo en coche, que mola bastante, que tengan cuidado con el carril derecho, que es metálico y resbaladizo y tiene ranuras que permiten ver el rio.
Mapa del recorrido del tren.
Felizmente para ir de Oporto hacia el sur ya ni siquiera es necesario circular por el puente Vasco da Gama, ya que existe una autopista de peaje que comunica Vila Franca de Xira con la margen sur del Tajo.