HAY UN HOSPITAL DE MUÑECAS EN LISBOA


En el mismísimo cogollo turístico de la capital lusitana hay un establecimiento especializado en muñecos y muñecas que hará las delicias de los aficionados y apasionados. Justo en el número 7 de la Praça da Figueira, al ladito de la Praça do Rossío, tenemos una tienda hiperespecializada que no solo vende sino que restaura y además exhibe una preciosa colección de muñecas de antaño. El lugar se llama Hospital de Bonecas y la exposición se visita previo pago de dos euros. Si tenemos algún ejemplar que queramos reparar, ellos se encargan de todo para devolverle el glorioso estado pretérito. Por supuesto que también tienen casas de muñecas. Información más detallada en hospitaldebonecas.com

LUGARES CON ENCANTO CERCA DE LISBOA. PORTINHO DA ARRABIDA


Portinho da Arrabida es uno de esos sitos a los que llegas por casualidad o por recomendación. Hay que disponer de coche para llegar a este rincón recoleto que se encuentra al sur del Tajo, en la Sierra de Arrábida. Se accede por una estrecha carretera que pasa junto a un monasterio no visitable. No te preocupes, porque tienes el mapa de acceso en este enlace.

Portinho es uno de los lugares de costa más atractivos del continente y la experiencia resulta mucho más agradable fuera de la temporada de baños, que es cuando puedes aparcar y pasear en silencio por un entorno ideal para un retiro espiritual. Puedes visitar Portinho  en tu viaje para conocer Sesimbra y Setubal. Recuerda no meterte en la Costa de Caparica durante el verano porque sencillamente no hay quien circule.

VINHA D'ALHOS Y ALHO FRANCÊS NO SON VIÑA DE AJOS Y AJO FRANCÉS.


El español que visita Portugal no suele encontrar cartas traducidas a su lengua, de modo que es conveniente aclarar algunos nombres típicos que no se pueden traducir por lógica y que constituyen falsos amigos de la lengua.

El llamado "alho francés" no es más que el ajo puerro, de modo que por ahí no tenemos más equivocación posible.

Ahora bien, la denominada "vinha d'alhos" es un compuesto que se utiliza para marinar carnes y también se puede utilizar directamente sobre ellas en el momento de la cocción, la cual en Portugal es preferentemente a la brasa (grelha). Hay que tener en cuenta que en Portugal los puntos de cocción son muy altos, de modo que es normal que se sirvan las carnes muy churruscadas, al contrario de lo que ocurre en Francia, donde prefieren el punto sangrante.

La vinha d'alhos no tiene mucho misterio y también la podemos comprar en conserva. Lleva pimientos, ajos, vino, pimentón y laurel. Insisto en que su labor para marinar no es necesaria que se prolongue en el tiempo durante horas, sino que se puede elaborar un poco antes de preparar las carnes, aunque el marinado durante la noche anterior aporta mucho sabor posterior.

Lo curioso del asunto es que este tipo de marinado se exportó hace siglos hacia la India y se volvió a exportar desde allí a todo el mundo como "vindaloo", incorporando ingredientes extra que lo hacen más picante.



Aquí arriba vemos un costillar adobado con la vinha d'alhos. (Pronúnciese "viña dallos". No hace falta añadir sal porque ya va incluída. Hay que recordar siempre que las "costelinhas" son costillas y las "costeletas" son chuletas. Se pronuncian de modo muy parecido pero no son lo mismo, obviamente. 

¿ES ÉSTA LA MEJOR TERRAZA DE PORTUGAL?


Ya sé que la foto no le hace justicia al sitio y lo mejor es estar allí para valorar en su justa medida la experiencia.

La terraza de la que hablo se encuentra en el "Funchal Design center", justo en el puerto de Funchal, capital de la isla de Madeira, en lo alto de un extraño edificio negro con aspecto de fuerte.

Nada más llegar nos encontraremos con un ascensor que nos sube a la cima y allí podremos disfrutar de una soberbia exposición gratuita que exhibe obras de la artista, diseñadora y decoradora Nini Andrade, una mujer con muy buen gusto y que sorprende notablemente. Una vez en la terraza panorámica, disfrutaremos de un servicio de cafetería con precios mucho más bajos que en cualquier local del resto de la isla, lo cual no deja de ser sorprendente cuando puedes extenderte en una espreguiçadeira (tumbona) con un precio de mercado superior a los cinco mil euros del ala. Las vistas al Atlántico son preciosas una vez estamos en horizontal y separados del vacío por cristales que nos dan la impresión de ir navegando por el océano.

La visita al centro de diseño y a su terraza resulta obligatoria si nos pasamos por Madeira. Lo de cenar en el restaurante ya sale algo más caro.

Por supuesto que quizás haya terrazas tan chulas como ésta, pero si por el precio de un refresco puedes gozarla un buen rato, vale la pena más que muchas otras. La bebida te sale por menos de dos euros, como en un chiringuito cutre de playa. Los chicos que atienden la cafetería son muy atentos y hasta hay carta de picoteo.

Ya sabes, una de las mejores visitas turísticas de Madeira sale gratis y proporciona una experiencia muy interesante.

¿QUÉ TAL UNAS VACACIONES EN MADEIRA? ¿MERECE LA PENA VISITAR LA ISLA?


Llevo visitando Portugal desde finales de los años 80 del siglo pasado y hasta 2016 no me he acercado a Madeira. Digamos que no era una prioridad pero apetecía.

En este artículo voy a detallar brevemente algunas de las ventajas de la isla como destino de vacaciones y también los posibles inconvenientes. 

Que quede claro que ante todo nos encontramos ante un lugar extremadamente seguro para el turista. Madeira ofrece un clima de paz similar al de Suiza. En mi caso era primordial pasar una semana de vacaciones en un lugar con un clima amable y tolerable, lo cual sí garantiza Madeira. Soy del Cantábrico y me van fatal los calores mediterráneos, por lo que se agradece sentir una temperatura constante en torno a los 20 grados día y noche, día sí, día también, lo cual permite todo tipo de actividades a cualquier hora sin que el sol agobie o refresque demasiado. El clima es sobresaliente y para mi gusto mejor que el de Canarias, que puede llegar a ser muy tórrido y agobiante. Insisto, desde que te levantas hasta que te acuestas sudas lo mínimo y te duchas más por costumbre que por necesidad.

Los precios de los hoteles andan bastante asequibles y los hay para todos los bolsillos. Me quedé en el Casino Madeira, de la cadena Pestana, con cinco estrellas oficiales y cuatro y media reales, al precio de 80 euros diarios con un muy buen desayuno, notables instalaciones y ubicación  muy céntrica. La planta hotelera pasa la prueba con buena nota y eso es de agradecer.

El nivel de precios es aceptable en general, algo más caro que en el continente, pero desgraciadamente en lo que Madeira falla es en el tema gastronómico. La calidad de la restauración está muy por debajo de la que podemos encontrar en el Portugal peninsular. La variedad de pescados es escasa y como casi toda la mercancía procede del exterior, los precios suben ligeramente. No hay mucha competencia y en el apartado culinario Madeira debe mejorar si quiere optimizar su calidad.

En cuanto a excursiones para conocer la isla, no es necesario alquilar un coche. Un tour por una zona de la isla para toda la jornada y sin comida sale a unos 25 euros por persona y resulta bastante cómodo. Si vas a estar una semana en la isla, puedes hacer viaje diario y te sobra tiempo para el senderismo en la famosas levadas, caminos construídos junto a canales de riego.Ojo porque un coche en la capital sirve para muy poco y casi sale más barato coger un taxi las veces que haga falta. En cuanto a los tours guiados, son entretenidos y amenos. La excursión más panorámica es la del Noreste de la isla.Para aficionados al excursionismo, Madeira es un buen destino sin riesgos.

Lo más chocante de la experiencia madeirense para un apasionado de Portugal es el carácter de los madeirenses, que no son precisamente la alegría de la huerta y parecen más germánicos que lusitanos. En la capital predomina el trato seco, frío e incluso poco amistoso. Los modales tampoco van muy allá. Ojo, que yo voy hablando portugués y ni aún así es fácil ver una sonrisa. Únicamente encontré cordialidad entre los más jóvenes y las personas con un cierto nivel cultural. Ya aviso de que Madeira no es un destino cálido en lo humano. Eso sí, para los ingleses parece haber un trato de especial deferencia y para los españoles no hay la buena consideración que se nos otorga en territorio continental. Incluso los guías de las excursiones se explayaban notablemente con los británicos aunque fueran minoría en el grupo del viaje, dejando de lado o ignorando a  españoles, franceses e italianos. En los pueblos pequeños parecía haber un trato más natural.

Otra asignatura pendiente de Madeira es la animación en la vida cotidiana para el turista. Escasea el ambiente de cualquier tipo y a las diez de la noche Funchal tiene el aspecto de una ciudad eslovaca, con calles vacías y comercios cerrados. Naturalmente que en ese tema es lo más opuesto a Canarias. Eso sí, puedes dormir en silencio y no hay jaleo a ninguna hora. Ya de mano sabes que no vas a ir a la playa en Madeira y el agua de las piscinas está muy fresca. A Madeira se va a ver sitios bonitos y hacer un poco de deporte moderado.

Curiosamente, a pesar de la complicada orografía de la isla, la red de carreteras es excelente y hay muy buena accesibilidad a todos los rincones. El transporte público funciona bastante bien y por cierto que no se puede viajar de pie en autobuses urbanos.

Un viaje de una semana para dos personas con salida de Oporto en vuelo de Transavia y estancia de hotel de cinco estrellas me salió por menos de 900 euros la pareja. Naturalmente que los extras se pagan, pero el precio de partida es bueno y eso hace que Madeira no sea un destino prohibitivo sino más bien asequible. Eso sí, vas una vez y ya no te hace falta volver más por allí.

Ahora bien, considero que Madeira no es un destino turístico prioritario en Portugal. Si vives a una distancia razonable de Portugal como para ir en coche, tienes a tu disposición muchas zonas turísticas interesantes sin falta de coger un avión y alquilar un coche o pagar excursiones organizadas. Otra cosa es que residas en Galicia o Extremadura y aproveches la cercanía de los aeropuertos de Oporto y Lisboa para acercarte a Madeira en unas vacaciones muy relajadas en una isla florida y hermosa, llena de bosques y lugares preciosos. Desde Madrid o Barcelona se puede hacer un viaje combinado pasando unos días en Lisboa y luego con extensión a Madeira.

En resumidas cuentas, siempre hay ventajas e inconvenientes, tal y como ocurre con otros destinos. El lector decidirá qué pesa más en su balanza. No obstante, aconsejo profundizar en el Portugal continental, más allá de Lisboa y Oporto, dejando Madeira como segunda opción.

ENOTURISMO EN EL ALENTEJO. ADEGA MAYOR.


A pocos minutos de Badajoz tenemos una interesante experiencia enoturística en la Adega Mayor, es decir, Bodega Mayor. En portugués debería ser "adega maior" pero los propietarios han optado por un nombre con influencia española. 

Cabe mencionar que el imponente edificio que alberga la bodega es del archifamoso arquitecto luso Siza Vieira y que llama la atención desde lejos. Si vamos desde Elvas hay que atravesar el pueblo de Campo Maior tangencialmente y sin entrar al centro, para hallar las instalaciones del grupo Nabeiro a un par de kilómetros. Desde Badajoz capital, la salida norte de la autovía tiene un enlace directo sin pasar por la frontera de Caia.

Pues bien, aquí antes no había viñedos y al Sr. Nabeiro, el emperador portugués del café, tuvo a bien diversificar sus negocios con un proyecto basado en la producción de vinos, con resultados más que notables hasta ahora.

No es fácil encontrar vinos portugueses en España, más que nada porque la producción se vende con facilidad a Brasil, Angola y Reino Unido. Por eso es bueno aprovechar la visita para hacer una cata y llevarse a casa algunos de los caldos que se producen en Adega Mayor, con un tope de precio de 35 euros por botella en el vino más exclusivo y abundando en la producción de vinos para el consumo diario a precios muy tolerables.

Compré algunos vinos de la gama más asequible, denominados "Caiado" y quedé bastante satisfecho, sobre todo con el rosado. Hay que tener en cuenta que en Portugal se usan muchas variedades locales de uvas y que los sabores no tienen siempre parecido a los españoles.

La bodega es de última generación, con todo muy controlado por enólogos y sin línea propia de embotellado. El edificio rinde homenaje al Sr. Nabeiro y eso lo explica muy bien el guía de la visita, que habla español perfectamente y resulta extremadamente amable y ameno.

De cara a la visita, recomiendo adquirir la entrada conjunta para conocer el centro de ciencia del café, que queda justo al lado. Todo ello sale por 6.50 euros y tenemos un par de horas muy entretenidas entre vinos y cafés.

Toda la información en español en este enlace.

PRODUCTOS KM.0. CERVEZA CORAL EN MADEIRA.


La isla de Madeira produce muy pocas cosas aparte de servicios turísticos. Sin embargo, uno de los productos locales que suelen gustar a los turistas es la cerveza Coral, de fabricación estrictamente local. Por supuesto que en Madeira también se puede tomar Super Bock y Sagres, traídas desde el continente, pero lo más lógico para la sostenibilidad es elegir una bebida Km.0, es decir, de las que dan empleo a la población local y además no dejan huella de carbono. Por supuesto que además estaremos conociendo una bebida muy aceptable y que agrada a los españoles que viajan a la isla de Madeira. Hay quien dice que es tan suave que la toman incluso quienes no beben cerveza habitualmente. Obviamente la prueba de degustación la dejo para los muy cerveceros pero ahora ya saben que en su viaje a Madeira tienen a su disposición una cerveza local muy destacable. Normalmente te sirven la llamada "blanca", tipo lager y que está disponible sin alcohol, pero es recomendable probar la Coral tónica, que no es un agua tónica sino una cerveza tipo "stout", algo más fuerte de sabor. La gama la completan la especial y la Zarco.

Normalmente los portugueses consumen preferentemente botellas y no latas de cerveza, como es de rigor en la mayoría de países europeos. Para el viajero español resulta a veces desconcertante no encontrar el producto en lata.

Es muy complicado encontrar esta cerveza fuera de Madeira y también es lógico, pues la exportación generaría gasto energético extra en un mundo que ya tiene sus cervezas locales y regionales.

HAMBURGUERÍA DO BAIRRO. NUEVO FAST FOOD A LA PORTUGUESA.


Comer una buena hamburguesa puede ser toda una grata experiencia de sabor y calidad en un entorno agradable. Eso es lo que ha conseguido la cadena de comida rápida "Hamburguería do bairro" con su pequeña red de establecimientos ubicados en Lisboa y con sucursal en la capital de Madeira. Curiosamente no han empezado situando sus restaurantes en centros comerciales sino en puntos clave de las calles más frecuentadas, con el ánimo de convertirse en locales de referencia para la población residente. Efectivamente, lo están consiguiendo. Los restaurantes tienen una muy cuidada decoración y resultan acogedores. La carta está muy clara y las hamburguesas se sirven en plato con cubiertos. Obviamente la calidad del producto está  por encima de la media. Hay una carta que incluye hamburguesas de 160 gramos y también alguna de 200 gramos. Se pueden comer con el famoso pan madeirense llamado "bolo do caco" y como único defecto se podría criticar que el queso que las acompaña no es especialmente abundante. No obstante, se puede comer a cualquier hora con una garantía de sabor refinado, mucho más allá de lo que ofrecen las cadenas norteamericanas instaladas en Portugal. También disponen de varios postres muy aceptables y las bebidas tienen precios populares. Se trata de una interesante opción para comida carnívora sin las largas esperas a las que nos tienen acostumbrados en los restaurantes de Portugal. Por cierto que hay una hamburguesa de pollo muy destacable e incluso una opción vegetariana.

No conozco los locales de Lisboa pero sí el de Funchal y he de destacar que el personal brilla por su simpatía y amabilidad, siempre sonriente y dispuesto a todo. Con bebida y postre sales por unos 10 euros y quedas listo enseguida, con la sensación de haber pagado el precio justo por un producto muy satisfactorio.

CENTRO DE LA CIENCIA DEL CAFÉ, EN PORTUGAL PERO AL LADO DE BADAJOZ.


A menos de media hora de la capital pacense y en pleno Alentejo se encuentra un centro de interpretación de lo más original. Se trata del centro de la ciencia del café, construido por la prestigiosa marca de cafés Delta. Para los aficionados al consumo de café de calidad se trata de una visita imperativa que exige un mínimo desvío en la ruta Madrid-Lisboa, antes de la casi obligatoria parada en Elvas. 

El centro cierra los lunes y festivos, abriendo solo por la mañana los domingos. El resto de la semana abre a las 10 y cierra a las cinco en temporada invernal o a las seis en época de días más largos. Hay que pagar 6 euros por adulto y 4 euros por menor de 18 años o jubilado.

Hay que dejar claro que el café en Portugal forma parte de la cultura popular y su consumo se encuentra tan arraigado que la media llega fácilmente a los cinco cafés por adulto y día. Obviamente eso no pasa en todos los sitios y solo los italianos llegan a ese refinamiento en Europa. Muchos españoles manifiestan que no les gusta el café y luego cambian de opinión después de viajar a Portugal. Para los que somos fans de la cafetera Delta Q, es una visita de lo más prometedor.

Dejo el video informativo para que el lector se anime a visitar el centro, solo o en compañía de otros. Ojo porque el grupo empresarial Nabeiro también tiene una espectacular bodega en la misma población, Campo Maior.

Lo mejor de la visita es la degustación de cafés en distintas texturas que se ofrece al final del recorrido expositivo. Las chicas que te atienden te sorprenden con combinaciones soberbias y una gran simpatía. Además se puede comprar café a granel a precios de amigo y hay unas cápsulas especiales para la Delta Q con una mezcla elaborada expresamente para su venta en el museo.


EL TÚNEL DO MARAO YA ESTÁ ABIERTO Y LA AUTOPISTA ENTRE PORTO Y BRAGANÇA SE COMPLETA.


Después de siete años de pesadas obras, se completa la comunicación por autopista entre Porto y Bragança. El túnel, de cinco kilómetros y medio, comunica Amarante con Vila Real por el módico precio de dos euros para un turismo, con lo que ya no hace falta transitar por la vieja nacional. Esta información es muy importante porque los mapas de carreteras impresos en papel para 2016 no cuentan con esta novedad y los navegadores no actualizados seguirán mostrando la inexistencia de autopista en el tramo mencionado. Ahora ya se circula en solo dos horas desde Porto a Bragança y en un poquito más hasta la frontera de Quintanilha, junto a la provincia de Zamora, donde se sigue por nacional hasta capital zamorana. Solo falta que el gobierno español complete la autovía A-11 para crear un nuevo corredor de altas capacidades, aunque de momento la escasez de tráfico no justifica precisamente la obra.

El túnel se halla en la autopista A-4 y mejorará la accesibilidad de Vila Real con Porto. Hasta ahora la ciudad tenía mejores comunicaciones con Chaves y Viseu que con la capital del norte

PORTUGAL A VISTA DE DRON. LOS MEJORES VIDEOS.

Por lo visto un tal Helder Afonso se dedica a realizar espectaculares videos de Portugal a vista de dron y seleccionando solamente lo mejor de lo mejor. El resultado es toda una delicia imprescindible para los amantes del buen gusto. Curiosamente hace más por el turismo de su país esta persona que su propio ministerio de turismo.

Recomiendo pantalla completa y si la conexión lo permite, la mayor definición posible.


PONTE DE LIMA, ESENCIA DE LA ARQUITECTURA PORTUGUESA.


Ponte de Lima es probablemente una de las villas más hermosas de Portugal. Ya aviso de mano de que es una población pequeña y con encanto digna de figurar entre los lugares de Europa en los que la Arquitectura es todo un despliegue de monadas. Si dispones de coche para recorrer el norte de Portugal, es parada obligada sí o sí. Hay restaurantes, cafeterías y deliciosos paseos al lado del río Lima. Se trata de una visita de medio día o bien una pernocta en ruta. Los hoteles son buenos y asequibles.

Como de costumbre, también pienso en aquellos que están alojados en Oporto, han llegado en avión o en tren y no quieren o no pueden alquilar un coche.

Curiosamente, a pesar de que la autopista A3 pasa por Ponte de Lima, la accesibilidad en transporte público desde Oporto es bastante limitada. Todo está pensado para que los habitantes del norte vayan a Oporto por la mañana y regresen por la tarde, pero no para turistas que salgan de Oporto por la mañana. No obstante, aquí presento varias posibilidades de rutas con transporte público.

La primera posibilidad de ir a Ponte de Lima desde Oporto la tenemos a las 10.50 de la mañana, sin madrugar, llegando a mediodía a destino. Curiosamente la salida del autobús se efectúa desde el aeropuerto. El precio es de 9 euros y la empresa que lleva el servicio se llama Barquense. Este horario no sirve para el fin de semana. Ojo porque tenemos que llegar al aeropuerto en metro, por ejemplo. Lo curioso es que ya no hay servicio de vuelta a una hora razonable, pero tranquilos, que tengo soluciones para todo. Hay tiempo para pasear tranquilamente, comer agusto, tomar algo en una terraza y después hay varias opciones:

1. Tomar el autobús en dirección a Viana do Castelo. Hay bastantes servicios rápidos entre las 4 y las 6 de la tarde. Una vez en Viana tenemos tiempo para pasear por la ciudad y regresar a Oporto en los trenes de las 18.40, 20.16 o 20.24. Esos trenes llegan a Oporto a las 20.10, 21.18 y 21.55, respectivamente, arribando a la estación de largo recorrido de Porto Campanha.

2. Regresar hacia Braga en autobús. Una vez en Braga hay trenes de vuelta a todas las horas y media y un último tren cerca de la medianoche. Para este trayecto deberemos confirmar claramente los horarios de vuelta entre Ponte de Lima y Braga. En Braga hay que cruzar el centro histórico para encontrar la estación de trenes. Esto nos permite visitar Braga en un horario con pocos turistas.

Los más madrugadores pueden efectuar esta excursión a Ponte de Lima de otro modo. Ojo que compensa de largo. Hay que salir de Oporto a las 8.15 de la mañana desde la estación Campanha, que no es la que está en el centro histórico y a la que se puede acceder en metro. Tenemos que coger el tren Celta con destino Vigo y bajarnos en Viana do Castelo. En una hora llegaremos a esa preciosa pequeña ciudad costera. Podemos pasear y visitar el monte de Santa Luzia cogiendo el funicular que hay detrás del centro comercial de la estación de tren, donde también se encuentra la de autobuses. A partir de Viana tenemos abundantes y frecuentes autobuses a Ponte de Lima con idas y vueltas contínuas. De regreso a Viana hay trenes de vuelta a Oporto hasta las 20.24 pero recomiendo el de las 20.16.

Vemos claramente que no nos ponen las cosas muy fáciles pero todo se consigue con un poco de interés. 

EXCURSION A BRAGA DESDE OPORTO POR 10 EUROS.


Nuevamente propongo una excursión en tren a bajo coste para viajeros que lleguen a Oporto en avión y no quieran o no puedan alquilar un coche. Por menos de diez euros tenemos una escapada a la bella Bracara Augusta, una de las ciudades más pujantes de Portugal. 

Los trenes salen de la estación central de Oporto, que es Sao Bento. Desde ahí pasan por la estación de largo recorrido llamada Campanha. En poco más de una hora de viaje llegamos a la renovada estación de Braga, que queda al lado del centro histórico. El billete de ida y vuelta sale por unos seis euros. Nos queda toda la mañana para descubrir el patrimonio monumental de Braga, fundamentalmente religioso. Pero no queda ahí la cosa porque el mayor atractivo de la ciudad es el Santuario de Bom Jesús, que queda en las afueras y para ello deberemos tomar la línea 2 de los autobuses urbanos (cada media hora). La ruta es panorámica y nos deja ver el paisaje mucho mejor que desde un coche. En el santuario existe la posibilidad de pasear y disfrutar con las vistas. Normalmente los trenes salen de Oporto a las horas y 45 minutos. Los regresos son abundantes y los trenes salen a las horas y media.

No hace falta pagar una excursión organizada a precio desorbitado cuando uno mismo se lo puede montar con el transporte público fácilmente. 

Los que vayan en coche quedarán impresionados con las dimensiones de la ciudad. La zona histórica es relativamente pequeña en comparación con la enormidad que ha alcanzado Braga. Se va por la autopista A3.

NUEVO MUSEO EN OPORTO. MUSEO DE LA MISERICORDIA.


Hay personas que viven en entornos donde abundan los museos pero solo visitan estas instalaciones cuando están de viajes por otros lares. Suele pasar.

Estamos ante un museo importante para la ciudad de Oporto aunque no tanto para los visitantes foráneos.

La Casa de Misericordia de Oporto es una institución benéfica muy arraigada en la ciudad y ahora exhibe en pleno cogollo histórico el contenido museístico que previamente no podía ser disfrutado por el público en general.

No se trata de una visita prioritaria pero si el lector es aficionado al Arte, seguro que merece la pena. Eso sí, hay que pagar cinco euros y nos sale por menos dinero si previamente contratamos la entrada que incluye la Torre de los Clérigos y el Palacio de la Bolsa, además del museo que comentamos; serían 11 euros entonces.

Para posibles interesados, ahí va el enlace a la web oficial. Por cierto que se halla en la Rúa das Flores.

EXCURSION A VALENÇA DO MINHO Y VIANA DO CASTELO DESDE OPORTO.


Si quieres aprovechar tu estancia en Oporto para conocer un poco mejor el norte de Portugal y hacer una excursión de día completo de alta calidad, puedes seguir leyendo. Obviamente si has entrado a Portugal en coche desde Galicia, mejor lo dejas. Esta ruta en tren está pensada para gente que haya llegado a Oporto en avión y prefiere moverse en transporte público.

Eso sí, la ruta exige madrugar un poco para combinar bien los medios de transporte. El medio elegido es el tren y más concretamente el tren Celta que sale de la estación Campanha a las 8.15, lo cual exige levantarse pronto con la ventaja posterior de que sobrará tiempo para todo. También tenemos una opción solo de tarde que luego comentaré.

Tomaremos el tren Celta que nos costará algo más de 11 euros y nos dejará en Valença do Minho a las 9.51 de la mañana en la capital portuguesa del comercio fronterizo. Naturalmente que no vamos únicamente de compras, porque la visita de la fortaleza es todo un espectáculo en un recinto precioso y muy animado. El viaje transcurre por el interior hasta que llegamos a Viana do Castelo y el tren se pega a la costa marítima como una lapa. Recuerda sentarte a la izquierda. Una vez en Valença tenemos 4 horas para pasear por la fortaleza, hacer alguna compra y salir comidos de la ciudad. Cogeremos el tren de las 14.30 hacia Viana do Castelo a pasar la tarde. El casco histórico es muy hermoso y la fachada marítima está divina. Hay un tren de vuelta a las 18.40 hacia Oporto. El último tren de regreso es a las 2o.24 pero recomendamos el de las 20.16, que va mucho más rápido. Otra opción de retorno es un bus que sale a las 19 y va por la costa pero parando mucho. La broma nos sale a 25 euros por persona, lo que no es barato, pero sí cuesta menos que alquilar un coche, pagar peajes y echar combustible. Por supuesto que es ideal para parejas y no tanto para familias.

Como advertí previamente, tenemos otra excursión más barata, entretenida, con menos kilómetros y para medio día.  Después de un par de visitas urbanas en Oporto podemos coger en Campanha el tren de las 13.10 hacia Viana, donde llegaremos a las 14.28. La estación de Viana está en el cogollo de la ciudad y comparte edificio con la de autobuses, así como con un buen centro comercial en cuya zona de restaurantes podemos comer a muy buen precio en la terraza panorámica. Recordemos que la zona de comedor es común a todos los restaurantes. Hay trenes de vuelta a las 18.40, 20.16 y 20.24.

En Viana do Castelo es imperativo subir en el funicular que te lleva al monte de Santa Luzía por 3 euros y desde donde hay fabulosas vistas del Atlántico. Para ello saldremos de la estación en dirección contraria al centro urbano, por la parte de atrás del centro comercial. La ruta completa de Oporto a Viana ida y vuelta nos costará algo menos de 16 euros por persona.

MUSEOS DEL AUTOMÓVIL Y DEL TRANVÍA A ORILLAS DEL DUERO.


Bastante cerca del cogollo turístico de Oporto tenemos dos museos ideales para los aficionados a los medios de transporte, como por ejemplo yo mismo. Lo que pasa es que el Museo do carro eléctrico, o sea, museo del tranvía, no deja de ser para mi un cementerio de tranvías. Menos mal que muchos de ellos siguen perfectamente operativos y disponibles para recorrer la ciudad por las pocas líneas que quedan. En Oporto se aplicó una cirugía similar a la de Lisboa y se eliminaron muchas líneas urbanas. Hay que pagar cuatro euros y la colección es bastante buena. El museo se halla en una antigua centrál termoeléctrica. Lo bueno es que la entrada al museo incluye un paseo en tranvía o un viaje en transporte público, lo que ya lo hace más atractivo porque normalmente solo el viaje te sale por cinco euros ida y vuelta.

El nuevo museo de los transportes y las comunicaciones está particularmente especializado en automóviles aunque hay que pagar por las exposiciones temporales además de haber abonado la entrada principal. Hay descuento del 50% con la Porto Card. No vayas los lunes porque cierran. La ruta a pie entre los dos museos la tienes en este enlace. Por cierto que el museo se halla en la antigua Alfándega, es decir, la aduana. Lo menos sabido es que se puede visitar únicamente el museo de la aduana y el contenido no dejará indiferente a nadie.

OPORTO CON NIÑOS. EL ZOO DE MAIA Y EL ACUARIO DE SEALIFE.


Sí, ya sé que no hace falta ser niño para que te gusten los acuarios y los zoológicos, pero para las familias se trata de visitas con las que amenizar la tarde a los más pequeños, que se aburren enseguida con otras actividades.

El Zoo de Maia no tiene nada que ver en cuanto a dimensiones con los de Madrid o Barcelona. Más bien hay que ir pensando en un zoo pequeño y más bien familiar al estilo del de Santillana del Mar, por ejemplo. Si ya conoces el de Lisboa, te resultará menos atractivo. No obstante, los precios son más o menos populares. Los adultos pagan 7.50 euros y los niños 5. No te vas a arruinar y además encontrarás un tigre blanco que no tenemos en España. Hay 300 especies de animales y seguro que no te aburres.

El acceso al zoo de Maia resulta relativamente sencillo desde el centro de Oporto. Basta tomar el metro en dirección Ismai para bajarse en la estación Forum Maia, donde por cierto nos encontraremos una plaza diseñada por el prestigioso arquitecto Souto Moura. Las indicaciones peatonales desde la estación hasta el zoo las tienes en este enlace. En coche desde Oporto se llega rápidamente pero hay que contar con mucho tráfico.

En cuanto al acuario, se trata del Sea Life y está ubicado junto al Castelo do Queijo, es decir, el castillo del queso, llamado así por su forma y no por otra cosa. Antiguamente se llegaba hasta allí en tranvía. Lo tenemos más cerca de Matosinhos que de Oporto.  La avenida de Boavista nos lleva directamente hasta él y si vamos por la orilla del Duero hasta su desembocadura, sucede lo mismo. Si vas en coche hay parking justo debajo. Hay buses como el 202 o el 203 que nos dejan al lado. Aquí ya se paga un poco más, pero hay descuentos si compras la entrada online. Normalmente los adultos pagan 13 euros y los niños 9. Por supuesto que si ya has visitado el Oceanario de Lisboa o bien los acuarios de Barcelona y Valencia, no puedes esperar un gran espectáculo pero sí unas horas de diversión.



YA SE PUEDE VISITAR EL FORTE DE GRAÇA EN ELVAS.


Elvas es la primera población que nos encontramos en Portugal cuando entramos procedentes de la provincia de Badajoz. Compensa claramente hacer una parada para conocer la ciudad, aunque las compras baratas ya no son el principal atractivo. Ahora Elvas nos sorprende con la reapertura del espectacular Forte da Graça, una espectacular fortaleza fronteriza que ya podemos visitar previo pago de una entrada asequible

A finales del siglo XVIII fueron necesarios treinta años para construirla, con el trabajo de seis mil hombres y cuatro mil animales. Rehabilitarla ha costado seis millones de euros. Si en un principio se construyó para que los españoles no entraran, ahora la obra persigue más o menos todo lo contrario. Curiosamente fue cárcel para presos políticos durante la dictadura. Ya tenemos otra excusa para parar en Elvas.

RINCONES MÁGICOS DEL NORTE DE PORTUGAL. CAPELA DO SENHOR DA PEDRA.


A media hora de Oporto tenemos una visita muy especial para amantes de los lugares únicos cargados de leyenda y misterio. La capilla del Señor de la Piedra se encuentra en Miramar y por lo visto ya fue lugar de culto antes del cristianismo. Lleva ahí desde el siglo XVII y no se recomienda ir de noche porque siempre se ha considerado como un lugar encantado donde se aparecen los espíritus. 

Estamos en la costa al sur de Oporto y llegar hasta la Capela resulta muy sencillo tanto en tren como en coche. Si vamos en tren, basta coger billete para Miramar y dar un corto paseo. Miramar se halla en la línea que lleva a Espinho y Aveiro. Con el coche hay que ir por la A-29. Curiosamente se puede llegar andando hasta la desembocadura del Duero caminando y en unas dos horas, recorrido ideal para los amantes del senderismo; se puede hacer por la arena o por el paseo marítimo. También es posible llegar a Espinho andando en algo más de hora y media, lo que constituye una ruta preciosa, entretenida y saludable. Por supuesto que siempre hay dónde parar a tomar algo, que para eso estamos en Portugal.

¿INTERESA EL PASE DE TREN PARA LOS CERCANÍAS DE OPORTO?

Los ferrocarriles portugueses tienen a la vente un pase de cercanías que te permite libre movilidad en la zona de Oporto al precio de 7 euros por un día o 15 euros por tres días. Inicialmente la oferta parece atractiva pero tampoco hay tantas líneas por donde moverse y las posibilidades son limitadas. Inicialmente el pase de un día solo es rentable si hacemos dos viajes de ida y vuelta o bien si hacemos alguna parada en el recorrido. Si por la mañana nos vamos a Guimaraes o Braga y por la tarde hacemos una excursión hasta Aveiro, entonces nos ahorraremos cinco euros respecto del precio de tarifa oficial. Si decidimos acercarnos a Aveiro con parada en Espinho para dar una vuelta, el ahorro es evidente. En el caso de que quisiéramos meter Braga y Guimaraes en el mismo día, también salimos ganando, solo que habría que usar la estación de Lousado para cambiar de tren, ya que no hay trenes directos entre ambas ciudades y ello implica retroceder.

Lo más normal es hacer un día la excursión a Braga, al siguiente a Guimaraes y el último día la ruta de Aveiro con parada en Espinho.

El pase para tres días se puede usar con menos ventajas, a pesar de la tarifa inferior. Cuando ya has ido a Guimaraes, Braga y Aveiro,  no hay mucho más que ver, a no ser que te guste ir en tren porque sí. La línea de Caíde no tiene ningún interés turístico. La única amortización que se la puede dar es que estemos alojados en Guimaraes, Braga o Aveiro y usemos el pase para ir diariamente a Porto o bien hagamos trayectos largos tipo Guimaraes-Aveiro.

Ojo porque solo se pueden usar trenes de cercanías, no de largo recorrido.

Como de costumbre, estos pases solo salen rentables si previamente planificamos.

UNO DE LOS MEJORES MUSEOS DE LISBOA Y QUE NO SUELE SALIR EN LAS GUÍAS.

Si eres muy rico puedes comprar lo que te da la gana. Si encima tienes buen gusto, pues compras maravillas que todo el mundo quisiera tener. Lo malo es que luego te mueres y ya no las puedes disfrutar. Si por casualidad eres buena persona lo puedes donar todo a una fundación para que lo exhiba públicamente para deleite de los ojos de los demás. Eso es lo que hizo en su momento Almeida Medeiros y encima su colección de objetos artísticos está en el centro de Lisboa, subiendo por la Avenida da Liberdade y girando a la izquierda. Muy a mano para cualquiera.

La impresionante colección privada incluye pintura, escultura, muebles, relojes, cerámica, joyería, etc, todo muy valioso. La podemos ver en la calle Rosa Araujo, 41. Hay casi dos mil piezas de lo mejorcito en el arte decorativo. El único inconveniente es que abren únicamente por las tardes, desde la una a las cinco. Cierran los domingos.

Recordemos que el Museo se llama "Medeiros e Almeida". Disponen de cafetería de acceso libre. Nos llevará una hora hacer la visita por nuestra cuenta y dos horas si es guiada, lo cual sería recomendable.

Aquí dejo el enlace a los contenidos de la colección.

ECCO Y MEPHISTO PRODUCEN ZAPATOS EN PORTUGAL Y VENDEN EN SUS TIENDAS DE FÁBRICA



Pues sí. Ecco y Mephisto producen en Portugal parte de sus zapatos, que no todos, pero generan muchos puestos de trabajo en la península y además podemos adquirir sus productos en sus respectivas tiendas de fábrica con precios atractivos. Por lo visto a los portugueses les cuesta mucho posicionarse como productores de zapatos con marca propia y de momento el país produce para marcas famosas que ya están  bien implantadas en el mercado internacional. La tienda outlet de Mephisto la tenemos pelín al sur de Viana do Castelo, a medio camino entre Vigo y Oporto, concretamente en Neiva, justo donde la carretera N13 se une con la N103. Ojo porque abren con unos horarios raros tales como de 9 a 12 y de 1 a 5. 




En cuanto a Ecco, la tienda la tenemos al sur de Oporto yendo por la IC 2, en Sao Joao de Ver, ligeramente al sur de Santa María da Feira. Aquí va la dirección exacta. Aquí abren de diez de la mañana hasta las seis y media de la tarde. Más de mil trabajadores locales producen catorce mil pares de zapatos diarios para la multinacional danesa.

JABONES Y PERFUMES DE ALTA GAMA MADE IN PORTUGAL


Poner un embalaje estilo "vintage" a un producto es un buen reclamo de venta. No obstante, en este caso se trata de una casa especializada que lleva en el mercado desde finales del siglo XIX. Acualmente producen en Fajozes, Vila do Conde, al norte de Oporto. Desde allí venden a todo el mundo y ocupan un lugar selecto en segmento del lujo para entendidos, más allá de las típicas. 

También tienen marcas normales para el consumo masivo, bajo las etiquetas Ach Brito y Confiança. Cuidado porque la gama Claus Porto con los productos Musgo Real ya tiene precios altos. Son ideales para hacer regalos a alguien a quien apreciemos mucho o bien a nosotros mismos, que seguro que nos merecemos un toque de lujo de vez en cuando. Los jabones siguen un proceso de elaboración artesano y meticuloso que los convierte en obras maestras. Tampoco es tan sencillo encontrar estos productos en Portugal y curiosamente se pueden adquirir online desde casa a través de este fiable enlace.

Por lo visto Claus Porto destaca particularmente en cuanto a productos para el afeitado.

EXCURSIÓN EN TREN POR LA LÍNEA DEL DUERO DESDE OPORTO


Los viajes en tren por líneas fluviales son muy panorámicos y atractivos. En España hay tramos preciosos como los de los cañones del Sil entre Orense y Ponferrada o el pequeño recorrido desde Arriondas a Ribadesella en Asturias y la línea del Miño entre Vigo y Orense. Ya te puedes imaginar que la línea del Mosela en Alemania es toda una gozada.

En Portugal tienen la línea del Duero, que se ha convertido en un atractivo turístico internacional.

La línea parte de Porto y durante la primera hora y media de viaje transcurre por el interior. Media hora antes de llegar a Regua se convierte en fiel compañera del río. Antiguamente llegaba hasta la provincia de Salamanca pero desgraciadamente el último tramo desde Pocinho hasta La Fregeneda ya no tiene tráfico ferroviario.

Advierto previamente que la opción de hacer la ruta por carretera puede acabar con la paciencia del viajero más experimentado y solo se viaja por la orilla en un primer tramo. La ruta del Duero la puedes hacer en barco pagando un pastizal o de esta manera más económica.

Prepararemos como mínimo 20 euros por persona para el recorrido en tren desde Oporto hasta Regua ida y vuelta. En Regua se puede visitar el Museo del Duero y dar un bonito paseo por la ribera. Ojo porque el lado fluvial del pueblo mola pero el interior tiene muy poca chispa. Cuidado porque algunos trenes hay que cogerlos en la estación de Oporto Campanha, no en la de Sao Bento. Si madrugas un poquitín puedes salir de Oporto a las 9 y 10 de la mañana para aprovechar bien el día. El siguiente tren directo lo tienes a las 11.15.

El circuito que voy a proponer va un poco más allá, pero eso incluye cierto sobrecoste y algo más de viaje. Saldríamos de Oporto a las 9.10 a bordo de un tren diesel que antiguamente perteneció a Renfe, con cómodos asientos y aire acondicionado. No olvidemos sentarnos a la derecha en el sentido de la marcha. Llegaremos a Pinhao a las 11.42 tras haber ido pegados al Duero durante 6o minutos. Ahora tenemos dos opciones de paseo en barco. La primera cuesta 10 euros y te ofrece un paseo de una hora (salidas a las 12, 13 y 15 horas). La segunda vale 2o euros y te obsequia con dos horas de navegación pero sale a las 14.45. Puedes aprovechar para pasear por el pueblo y comer tranquilamente hasta la hora del crucero. 

En el caso de haber hecho la excursión en barco del mediodía (llegas muy pillado) o de la una de la tarde, hay que andar ágil para coger el tren de vuelta hacia Regua a las 14.22 porque luego no hay tren hasta las seis de la tarde. Si eliges la excursión de 2o euros ya casi no te queda tiempo para hacer parada en Regua a la vuelta. No obstante, puedes pasear tranquilamente por los alrededores. En Pinhao se come muy bien y barato. También se puede visitar la Quinta do Bonfim  con visita guiada. Por cierto que la compañía que hace los paseos en barco se llama Magnífico Douro.

Suponiendo que te haya dado tiempo a llegar a la hora, hacer el paseo en barco del mediodía o de la una, haber comido algo antes de la una o después de la una, coges el tren de las 14.22 que te dejará en Regua a las 14.47.  En Regua tienes tiempo libre hasta los trenes de las 16.48 o 18.48 directos a Porto. El último tren sale de Regua a las 20.50 con transbordo en Caíde.

Ahora voy a dar la opción para vagos y dormilones saliendo de Oporto Campanha a las 11.15 de lamañana, sin madrugones, estrés ni agobios. Llegas a Regua a las 13.15. Puedes dar un paseo y comer. Ojo porque en los restaurantes portugueses son muy lentos, así que recomiendo comer algo ligero. A las 15.45 sale un crucero de la empresa Rota do Douro que te lleva a Pinhao con tiempo libre para pasear, incluyendo merienda, subida de una esclusa y regreso en tren a Regua por el precio de 30 euros. No te bajas del tren siquiera y sigues viaje a Oporto con tu billete de ida y vuelta Porto-Regua. Si quieres más tiempo libre en la ciudad, basta con hacer el viaje de una sola hora por el Duero en barco y a 10 euros por barba.

Si te pones muy chulo, puedes salir de Oporto a las 7 y 15 de la mañana y entonces ya te sobra tiempo por todos lados. Puedes incluso ir hasta Pocinho, el final de la línea y volver a Pinhao o Regua cuando te de la gana. Es la ruta ideal para fanáticos del tren.

Y finalmente, la gran paradoja. Si estás alojado en Chaves o en Viseu todo se simplifica bastante. Basta con ir en coche a Regua por autopista y luego haces el crucero que te apetezca. Puedes seguir hasta Pinhao por carretera secundaria al borde del Duero. En Pinhao también hay cruceros fluviales y puedes hacer viajes en tren. La ruta en coche desde Oporto pasa por Vila Real a no ser que queramos pillar el mareo del siglo.


UNA EXCURSIÓN DIFERENTE DESDE LISBOA A SETUBAL Y TROIA.

Una de las ventajas del transporte público es que no te tienes que preocupar por el viaje en sí. Te sientas y disfrutas del paisaje. En Portugal las tarifas son amigables y asequibles, por lo que la ruta que hoy propongo vale para los ahorradores y también para exploradores.

El plan consiste en utilizar dos líneas ferroviarias diferentes, combinándolas con viajes en barco. Todo a bajo coste.

Nuestro viaje comenzará en el Terreiro do Paço, en la estación fluvial desde la cual tomaremos el ferry de línea regular hasta Barreiro. Los horarios son muy abundantes pero menos frecuentes en sábado y domingo. Una vez en Barreiro y tras haber disfrutado de las vistas de la travesía del Tajo, tomaremos el tren con destino Setubal. La línea ferroviaria do Sado tiene sus horarios detallados en este enlace. Son cuarenta minutos hasta llegar a la estación Praça do Quebedo, justo después de la estación principal de Setubal. 

Una vez en Setubal, el centro histórico lo tenemos justo al lado y conviene perderse por las callejuelas comerciales, que tienen un excelente ambiente. Hay muchos sitios para comer barato y los precio son mucho más bajos que en Lisboa. No veremos casi turistas. 

Desde Setubal podemos desplazarnos a conocer la península de Troia en ferry o catamarán. La estación marítima se halla en el centro. En el ferry se paga por trayecto y en el catamarán la vuelta es gratis. Mucho cuidado porque Troia es un montaje residencial y hotelero sin servicios para el visitante ocasional. Tomar un café puede ser una odisea. Mejor comer en Setubal. Otra posibilidad es ir en bus hasta Sesimbra.

El regreso a Lisboa lo haremos en tren de la empresa Fertagus, que cruza el Tajo por el puente XXV de Abril por un tablero inferior al de la carretera. El tren llega a las estaciones de Roma-Areeiro, Entrecampos, Sete Ríos y Campolide. Hay un tren cada hora hasta la medianoche y lo tendremos que coger en la estación principal de Setubal.

Si quieres volver en bus por el mismo puente y llegando a la Plaza de España en Lisboa, puedes coger el bus 561. Los buses 562, 563 y 565 te llevan también a Lisboa por el largo puente Vasco da Gama y te dejan en la estación de Oriente o en la Plaza de España.